Una vecina de León se enfrenta a un año de cárcel por publicar un anuncio sexual de una conocida

Una vecina de León se enfrenta a un año de cárcel por publicar un anuncio sexual de una conocida

La víctima recibió numerosas llamadas y mensajes solicitándoles trabajos sexuales | La acusada niega los hechos y asegura que alguien le utilizó el móvil para publicar el anuncio

A.C.

Una mujer se enfrenta a un año de prisión por un delito de coacciones tras publicar en una web de contactos un anuncio en nombre de otra persona ofreciendo sexo. La acusada será juzgada el próximo 8 de febrero en el Juzgado de lo Penal nº1 de León.

“Estudiante caliente. Soy María, una jovencita de 22 años, delgadita, pechitos pequeños y muy manejables y unos ojos negros mmm... Soy muy guapa. Estoy en un apartamento particular, solo tú y yo, muy bonito y cómodo cerca de la zona universitaria. Te ofrezco un buen masaje (si te apetece) con muchos besos, muchas caricias y mucho amor, acabando con una relación completa. Solo pido una ayuda de 60 euros. Sin primas...mira mi cuerpecito”.

Es el anuncio que, según recoge el escrito del Ministerio Fiscal, la acusada, con el fin de humillar a la víctima, publicó en la página web ‘milanuncios’ en la sección de contactos de mujeres de León haciéndose pasar por la víctima.

Según la Fiscalía, la mujer envió el mensaje desde su domicilio, utilizando la red wifi allí instalada, e insertó en el anuncio el número de teléfono móvil y tres fotografías de la víctima que había obtenido a través del WhatsApp y Facebook sin su consentimiento y conocimiento.

Una publicación que provocó que la víctima llegará a recibir entre el 2 y el 8 de abril del 2015 numerosas llamadas y mensajes de personas desconocidas solicitándole servicios sexuales como consecuencia del anuncio, provocándole un estado de inquietud y desasosiego.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de coacciones en su modalidad de ciberacoso, por lo que procede imponerle un año de prisión y, alternativamente para el delito contra la integridad moral un año también. Asimismo, deberá indemnizar a la víctima con 600 euros.

Uso de móvil

Por su parte, la defensa niega que su cliente encargase la publicación del anuncio en esa ni web ni en ningún otro portal de contactos y asegura que su clienta acudía esporádicamente a la vivienda desde donde se envió el mensaje a realizar tareas de peluquería o limpieza, ocasión en la que algunos de los inquilinos utilizaría su teléfono móvil.

Por todo ello, se muestra disconforme con el relato de la fiscalía dado que asegura que su representada no ha tenido ninguna participación en la publicación del anuncio malicioso y, por tanto, solicita su libre absolución.

Contenido Patrocinado

Fotos