San Valentín, Sabina y 51 millones de flechas

El Día de los Enamorados entra por la puerta grande del salón de plenos de la Diputación de León con la ‘excusa’ de los Planes Provinciales

Martínez Majo entrando en el salón de plenos./Campillo
Martínez Majo entrando en el salón de plenos. / Campillo
RUBÉN FARIÑASLeón

El amor ha llamado a la puerta del Palacio de los Guzmanes en este 14 de febrero. San Valentín ha logrado hechizar con sus flechas al plenario de la Diputación de León.

La ‘excusa’, los Planes Provinciales; la realidad, el Día de los Enamorados donde Joaquín Sabina, en boca de Pedro Muñoz ha recordado que «sobran los motivos» para llegar al quórum.

«Es un buen día; y últimamente hay muchos», «es muy buen día», «es necesario y tiene que existir», «día excepcional» o «un día histórico»; estos han sido algunos de los calificativos esgrimidos por los partidos políticos con representación en la institución.

Pero como en todo romance, siempre hay un antagonista. En este caso vestía traje y contaba con su propio Cirano. Ciudadanos ejerció de ‘Marte’ para tratar de destruir el amor que se respiraba en la sesión.

La respuesta al 'villano'

Enumerando una a una sus frases lapidarias quiso detener las flechas de Cupido. «Me recuerda al Plan E de Zapatero. Son obras al tuntún. No se va a ejecutar. Es electoralista. O, no van a crear empleo de calidad».

A responderle tuvo que salir un inspirado Pedro Muñoz en esta jornada del amor. Dejó a Sabina a un lado, aunque siguió con el espectáculo; en este caso a través de un anuncio de televisión. «Busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo».

El presidente, Juan Martínez Majo, que disfrutó de su particular cuento romántico en este 14 de febrero, pidió a su villano de Ciudadanos que dejara de «decir tonterías» y tiró de huerta para apuntar que «a Juan Carlos le importan los pueblos dos pepinos».

Entre los ‘piropos’ que recibió el máximo responsable de la Diputación de León, muchas llegadas desde su flanco izquierdo, estuvieron que «es un plan voluntad absoluta del presidente», como matizó Francisco Castañón o su vinculación con los pequeños municipios como motivo para que se preocupara por las zonas rurales de la provincia.

«Siempre hay reparos con los planes pero hoy ha conseguido que no los haya. La Diputación es necesaria y hace que sobrevivamos», fue otra de las declaraciones de amor que ha dejado este San Valentín con sus 51 millones de flechas que se repartirán en forma de euros por la provincia de León.

Contenido Patrocinado

Fotos