La universidad no tiene edad

El octogenario Fernando Martínez San Martín recibe la Medalla de Bronce del Mérito a la Justicia de la Orden de San Raimundo de Peñafort como reconocimiento a los servicios prestados y haberse convertido en licenciado de Derecho con 79 años y graduado de Recursos Humanos a los 84

Momento de la imposición de la medalla. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

Valdefuentes del Páramo tiene un nuevo vecino del que presumir. Nacía en 1929, trabajó en Renfe y, en sus turnos libres, comenzó a estudiar… y ya no paró.

Fernando Martínez San Martín no entiende de edades. A sus 88 años ha recibido la conocida en el argot del derecho como ‘la Raimunda’ al mérito de una impactante trayectoria.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha otorgado la Medalla de Bronce del Mérito a la Justicia de la Orden de San Raimundo de Peñafort a este leonés, Graduado Social de León, por el mérito y los servicios prestados

Su carrera comenzaba a los 45 años, al convertirse en diplomado de Derecho Social. El expediente de este octogenario mejora tras su jubilación. Con 79 años se licencia en Derecho y a los 84 años logró el Grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos en la Uned de Palencia.

Acto en la Subdelegación de Gobierno en León. / Noelia Brandón

Al acto acudía, acompañando a Teresa Mata, subdelegada del Gobierno en León, el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Joaquín Delgado Martín, quien repasaba la biografía de este graduado para asegurar que «eres un ejemplo para todos».

Un ejemplo que ‘amenaza’ con seguir estudiando y trabajando. El director general ‘lanzaba el guante’ y el longevo licenciado lo recogía. Se pensará elaborar una tesis doctoral, asegura.

El revés personal, con la pérdida de su mujer, no ha parado la ilusión de un niño que las arrugas no logran tapar.

Fernando Martínez San Martín es un ejemplo, y así ha sido reconocido, una trayectoria de esfuerzo que le convierte en referente para la Justicia y para todos los leoneses.

Contenido Patrocinado

Fotos