El TSJCyL desestima el recurso presentado por la defensa de 'El Bicho' por el Crimen del Húmedo

Los dos acusados en el crimen del Húmedo durante el juicio en la Audiencia de León./ICAL
Los dos acusados en el crimen del Húmedo durante el juicio en la Audiencia de León. / ICAL

Igualmente el Tribunal Superior de Justicia desestima el recurso interpuesto por el abogado de Sergio Manso Izquierdo, ‘El Pinocho’, condenado a un año y medio de prisión por un delito de encubrimiento

LEONOTICIAS León

Los recursos presentados han sido desestimados. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha tomado la decisión de desestimar los recursos de apelación formulados por los condenados en el Crimen del Húmedo, tras la sentencia dictada por el Juzgado de León.

Así, las pretensiones del letrado de José Ignacio Tellechea Larralde ‘El Bicho’, condenado a 17 años de prisión por la muerte de Raúl López, apodado 'El Zorro' en la madrugada del 28 de octubre de 2012, han caído en saco roto. El abogado solicitaba la repetición del juicio por el ‘Crimen del Húmedo’.

El letrado entiendía que el veredicto del jurado «estaba plagado de errores y de ahí la necesidad de que se repitiera el juicio».

De la misma forma ha sido desestimado el recurso interpuesto por el abogado de Sergio Manso Izquierdo, ‘el pinocho’, condenado a un año y medio de prisión por un delito de encubrimiento.

Declaraciones durante el juicio

Durante la celebración del juicio, José Ignacio aseguró que la del 28 de octubre del 2012 fue una noche más. «Como otra cualquiera en la que salí con mis amigos a pasarlo bien y regresé a casa». Porque esa noche, según puntualizo, ni acuchilló ni acabó con la vida de Raúl Pérez.

Así lo reiteró en múltiples ocasiones durante su declaración en la Audiencia Provincial de León, en el que señaló que huyó de León por temor a las posibles represalias de la familia del fallecido con el que tomó una copa la noche de los hechos en un local del Barrio Húmedo.

Versión que refrendó Sergio, ‘el pinocho’, que no sólo negó el delito de encubrimiento, sino que exculpó a José Ignacio, al intentó proteger ante el temor de que las sospechas de la familia de la víctima. A pesar de su intento por negar la acusación, ambos fueron condenados a 17 años de prisión y año y medio, respectivamente.

Igualmente, cabe recurso de casación por infracción de Ley y por quebrantamiento de forma.

Contenido Patrocinado

Fotos