Tres meses después del anuncio de desvío del tráfico pesado a la León-Astorga sigue 'congelado'

Imagen de un camión circulando por la Nacional 120./
Imagen de un camión circulando por la Nacional 120.

Los transportistas remarcan la necesidad de 'abrir' la autovía sin ningún tipo de peaje y aseguran que desde hace semanas «nada se sabe de ese proyecto»

LEONOTICIASLeón

Tres meses después de que se anunciara la decisión de convertir en obligatorio el desvío de vehículos pesados de la Nacional 120 a la autopista León-Astorga (AP-71) los transportistas aseguran que «nada se sabe de ese proyecto».

Para el sector la necesidad de asumir ese desvío con el correspondiente pago del peaje de la autopista (con una bonificación del 75% por parte de la Administración) sigue siendo «una imposición» al mismo tiempo que se insiste en que la mejor opción siempre ha sido la 'libre circulación' a través de la vía rápida, la AP-71.

«No sabemos nada de nada. En estos momentos todo sigue igual que estaba. Nadie se ha vuelto a dirigir a nosotros y estamos a la espera, a ver lo que pasa. En realidad no podemos hacer otra cosa así que nosotros callados y a la espera», ha asegurado Pablo Lorenzo Vidal, presidente de Altradime.

'Desvío obligatorio'

Para el sector del transporte el término 'desvío obligatorio' sigue provocando un evidente rechazo pero, según se advierte, «no quedará otro que asumirlo así llegado el momento, pero aquí como siempre se solucionan los problemas con el dinero de los demás», ha recordado Pablo Lorenzo en alusión a la necesidad de abonar un peaje bonificado por el desplazamiento a través de la autopista.

A la crítica de este sector se unen las críticas procedentes del sector de las gasolineras así como de los industriales del comercio y la restauración. El desvío de camiones supondrá, según sus cálculos, pérdidas que en algunos casos «se aproximarán al ochenta por ciento y conllevarán despidos y en algunos casos hasta el cierre. Si al sector del transporte se le ayuda en el peaje suponemos que algún tipo de ayuda se nos tendrá que aplicar a nosotros», se ha advertido desde ambos sectores.

Desde noviembre

Fue el pasado mes de noviembre cuando se anunció que el desvío del tráfico pesado por la autopista León-Astorga tendría un carácter obligatorio siempre con el objetivo de aliviar el tránsito en la Nacional 120, una vía especialmente compleja y en la que se acumulan accidentes pese a las diferentes regulaciones en el tráfico que se han aplicado.

El objetivo final es sacar de esta carretera nacional casi un millar de vehículos pesados que, según los cálculos de las administraciones, circulan a diario por ese vial.

En el momento dar forma a esta iniciativa las administraciones implicadas (Junta como impulsora de la iniciativa y Fomento como titular del vial) se anunciaron posibles beneficios para vehículos pesados recurrentes en el tránsito por esta zona.

Contenido Patrocinado

Fotos