Los trabajadores de Vestas cruzan León y piden «la fuerza de la calle y los políticos» antes de la huelga indefinida

Los trabajadores de Vestas, en la cabecera de la manifestación. / Inés Santos

El comité de empresa se entrevistará con las ministras de Empleo y Transición Ecológica para buscar una solución al conflicto con una empresa «que no nos toma en serio y está presionando sin darnos viabilidad para 2019»

RUBÉN FARIÑASLeón

De Villadangos a León capital. De la delegación de la Junta hasta la Catedral. De la desesperanza a la movilización para que la provincia no pierda 600 empleos.

Un millar de trabajadores de Vestas han recorrido el centro de la ciudad para reclamar «respeto» y que la empresa «nos tome en serio».

Bajo el ruido de petardos, diferentes proclamas y arropados por sindicatos y partidos políticos, la marcha se iniciaba pasadas las 12:00 horas desde la sede territorial.

«Ellos –la directiva- dice que nos están dando algo cuando lo único que nos dan es lo que dice la Ley», ha afirmado el representante de los trabajadores. Juan Francisco García confiesa que les están condicionando para sacar adelante la producción antes del 4 de agosto y recuperar todas las horas de huelga perdidas. «Nos están presionando y no dando viabilidad para 2019».

La última reunión entre la propiedad y el comité de empresa no sirvió para avanzar «nada» y, además, se mantienen a la espera del apoyo de la Junta de Castilla y León, tras entrevistarse con el delegado territorial. «No hay atisbo de movimiento por parte de la empresa ni una señal de que esto se pare, de sentarnos a hablar realmente en serio».

Con los leoneses y la clase política

La salida desde la sede autonómica y la llegada a la Catedral de León de esta manifestación ha tenido un carácter simbólico, con la Pulchra como signo de la ciudad para conseguir «la unidad de toda la ciudadanía de León apoyándonos».

La decisión está tomada y el próximo lunes iniciarán una huelga que se prolongará hasta el 4 de agosto, lo que supondrá horas de retraso en la producción y hará daño a la empresa. «Sabemos la cantidad de horas de retraso y el perjuicio que está ocasionando; unas máquinas que tienen que salir en barco el 16 ya no van a llegar, y esa es la fuerza que tenemos».

Las ministras de Trabajo y Transición Ecológica mantendrán una reunión con los trabajadores. En ella se deposita la esperanza de estos operarios que piden la fuerza de los leoneses y de los políticos para garantizar el empleo y la continuidad de las 36 empresas vinculadas a Vestas en la provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos