El titular de un club de fumadores de cannabis se enfrenta a cuatro años de cárcel por posesión de drogas

El titular de un club de fumadores de cannabis se enfrenta a cuatro años de cárcel por posesión de drogas

La defensa niega que el local fuera un establecimiento abierto al público sino la sede de una asociación, por lo que solicita su libre absolución

A.C.León

El Juzgado de lo Penal nº1 de León juzgará el próximo 11 de abril al titular de una asociación de fumadores de cannabis autorizado legalmente por un delito contra la salud pública tras incautar en la sede droga para el consumo de los asociados. El Ministerio Fiscal solicita una pena de cuatro años de cárcel y una multa de 1.000 euros.

Según el escrito de calificaciones de la Fiscalía, los hechos tuvieron lugar sobre las 21:00 horas del 7 de julio de 2013 cuando el acusado, regente de un bar de la capital leonesa, fue detenido por la Policía Nacional tras intervenirle 10 bolsas con 112 gramos de cannabis, 20 bolsas con 9,46 gramos de resina de cannabis y un frasco de cristal con 445 gramos de cannabis en aguardiente, que el acusado destinaba a la venta a terceros. La droga tenía un coste de 635 euros.

Sin embargo, la defensa asegura que el local no era un establecimiento abierto al público sino la sede de un club de fumadores de marihuana, autorizada y funcionando en legal forma, sin que en ese local se realizasen actividades de bar.

Esa sede, continúa la defensa, fue objeto de una actuación policial y redada sin cobertura jurídica, realizándose a la fuerza, siendo por tanto nula de pleno derecho. Todo ello, a pesar de que era sabido que se trataba de la sede de la asociación, “por mucho que se enmascare como un local abierto al público”.

Además, solicita la nulidad de las actuaciones por vulnerar los derechos fundamentales de su cliente dado que inicialmente se llevó a cabo un registro en su domicilio sin autorización judicial y sin su consentimiento.

Por tanto, entiende que debe dejarse sin efectos tanto el registro como las actuaciones posteriores y proceder a la devolución de la droga incautada a los socios de la asociación, remarcando que su cliente no tiene relación con el tráfico de estupefacientes. Asimismo y dado que no existe delito algún, solicita la libre absolución de su cliente.

Contenido Patrocinado

Fotos