La temporalidad aumenta en León: nueve de cada diez contratos en la provincia son de duración definida

Una de las oficinas del Ecyl en la provincia de León./
Una de las oficinas del Ecyl en la provincia de León.

Más de 73.000 contratos de la provincia son temporales, mientras que solo 8.000 tienen duración indefinida | El 90% de los contratos en la provincia tienen 'fecha de caducidad', un porcentaje un punto inferior a la media nacional y dos a la media autonómica

DANI GONZÁLEZ

«Se está creando empleo, pero no es empleo de calidad». Esta es la reclamación en la que insisten una y otra vez los sindicatos. La crítica, que aparece y toma mayor protagonismo cada vez que salen a la luz los datos de la EPA, se fundamenta, especialmente, en la pérdida de poder adquisitivo de la ciudadanía y la temporalidad de los contratos.

Especialmente, preocupa este último aspecto. Los sindicatos lamentan que el contrato 'definido' sea la fórmula más utilizada por las empresas a la hora de incorporar personal a sus plantillas, ya que evita la posibilidad de estabilización personal y económica de los empleados.

Es una práctica habitual a nivel nacional, extendida en los últimos años, especialmente a raíz de la crisis. Con el 'bache económico general' en proceso de ser superado, tanto trabajadores como sindicatos esperan poder ver la luz al final del túnel, pero los datos reflejan que la situación en cuanto a temporalidad no ha mejorado.

La temporalidad, en tendencia ascendente

En los primeros seis meses del año, los contratos temporales han 'pasado por encima' de los indefinidos. No solo eso, sino que la cantidad de estos tipos de contratos ha ido creciendo con el paso de los meses. En el segundo trimestre del año, desde abril hasta junio, se han formalizado 35.067 contratos temporales en la provincia por los 3.580 indefinidos, lo que supone que más del 90% de las incorporaciones laborales son de carácter definido.

En el mes de julio, se han formaziado 13.965 contratos, de los que poco más de 1.000 son indefinidos y casi 13.000 temporales, un 92,59%, lo que implica que esta temporalidad sigue en alza. De los 81.347 contratos que existe a día de hoy en la provincia, el 90% son definidos (73.287), mientras que solo 8.060, el 9,91%, son indefinidos.

Respecto al primer trimestre de 2017, la contratación temporal ha crecido un 38%, ya que de enero a marzo se produjeron 25.290 incorporaciones de este tipo, un 88% del total de los contratos formalizados en esta época del año. No solo eso, sino que la temporalidad ha ido aumentado también durante el segundo trimestre. De los 9.547 contratos definidos de abril (88,74% del total), se pasaron a 13.182 en junio (92,14% del total).

Lo menos malo de estos datos es la comparación con las estadísticas autonómicas y nacionales. En Castilla y León, la contratación temporal ha supuesto el 92,16% del total, mientras que a nivel nacional, la incorporación con duración definida ha supuesto un 91,52% del total, con 5.236.388 contratos de este tipo desde abril a junio.

Contenido Patrocinado

Fotos