La tasa de criminalidad se mantiene estable en la provincia de León con 7.412 en un semestre

Imagen de un detenido tras un delito./
Imagen de un detenido tras un delito.

Las infracciones penales descendieron en la Comunidad en el primer semestre un 1,5,%, mientras que en España crecieron un 0,8%

ICALLeón

La tasa de criminalidad de Castilla y León descendió en el segundo en el segundo semestre del año hasta las 29,2 infracciones por cada mil habitantes, por las 43,3 de la media nacional, lo que supone el nivel más bajo de los últimos doce años, según destacó este miércoles la delegada del Gobierno de Castilla y León, María José Salgueiro, durante una reunión de la Comisión de Coordinación y Apoyo, en la además de los subdelegados de las nueve provincias también participaron los máximos responsables autonómicos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la DGT.

Datos provinciales

Por provincias, las infracciones crecieron en Palencia, que lideró las subidas con un 7,5 por ciento (1.998), por delante de Zamora, donde se incrementaron un 2,9 por ciento (2.299); Ávila, que contabilizó 2.368 (+1,9 por ciento) y León, donde se alcanzaron las 7.412 infracciones (+0,1 por ciento). En el resto hubo descensos que fueron encabezados por Segovia con un 5,6 por ciento (2.071); por delante de Soria, con un 4,9 por ciento (1.091); Valladolid, con un 4,4 por ciento (8.176); Salamanca, con un 3,9 por ciento (4.721) y Burgos, con un 1,2 por ciento (5.268).

En términos absolutos las infracciones penales registradas en Castilla y León bajaron en el primer semestre del año en 544, hasta las 35.404, lo que supone una caída del 1,5 por ciento respecto mismo periodo del pasado año, descenso que contrasta con una subida del 0,8 por ciento en el conjunto de España, hasta las 999.924 infracciones.

Tanto en la Comunidad como a nivel nacional se registró un incremento de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, donde están incluidos el acoso, la agresión, el abuso, el exhibicionismo, la provocación y la corrupción de menores. En el caso de Castilla y León pasaron de 131 a 171, lo que supone una subida del 30,5 por ciento, mientras que a nivel nacional el incremento fue del 9 por ciento, hasta los 5.715.

Además, también se registraron incrementos en los homicidios dolosos y asesinatos consumados, que pasaron de tres a cinco y en los asesinatos en grado de tentativa, que de ocho subieron a nueve.

Sustracción de vehículos

El resto de delitos descienden, en especial los robos con fuerza en domicilios, con una caída del 21,7 por ciento al pasar de los 1.916 a los 1.500. La sustracción de vehículos baja un 15,1 por ciento (378), los hurtos un 8,5 por ciento (10.332), y los robos con violencia e intimidación un 11,4 por ciento (382).

Además, los delitos por tráfico de drogas se redujeron un 16,1 por ciento, hasta los 130, y los de lesiones cayeron un 8,6 por ciento (297). En cuanto a las sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas, entre enero y junio bajaron un 56,5 por ciento respecto al mismo período de 2016, al pasar de las 1.115 a las 630.

Contenido Patrocinado

Fotos