La tarde que cambió la historia

León revive en el claustro de San Isidoro la celebración de las Cortes de 1188, inicio del parlamentarismo moderno

Representación de las Cortes de 1188 en el claustro de San Isidoro. / A. Cubillas
A. C. |N.B. León

Rememorando cómo fue hace 830 años, el claustro de la Real Colegiata de San Isidoro volvió a ser el escenario en el que León se coronó como cuna del parlamentarismo. La tarde noche del sábado contó con la que la recreación teatralizada de lo que fue la celebración de las Cortes del año 1188 en este mismo lugar, en una iniciativa que ya alcanza su tercera edición.

El León antiguo se introdujo en la máquina del tiempo para revivir por espacio de una hora el hito parlamentario que tuvo lugar en la capital en el siglo XII, momento en el que se desarrollaron las primeras Cortes parlamentarias bajo el mandato de Alfonso IX, lo que le ha valido a León el reconocimiento como 'Cuna del Parlamentarismo' por la Unesco.

Con un plantel de más de un centenar de personas se dio vida al acto de representación de las Cortes del año 1188, tomando el texto del catedrático Hermenegildo López.

No faltaron los vestidos y prendas de época con los que dar mayor verosimilitud al evento en el que se recordaron los hechos que hasta hace poco parecían estar ocultos en el baúl de las leyendas y encerrados con siete llaves.

Este acto pretende dar relevancia a un hecho histórico en el que por primera vez el pueblo participó en la toma de decisiones al más alto nivel, junto con representantes de la nobleza y la iglesia a través de representantes elegidos en los pueblos y ciudades.

La tarde del sábado volvió a ser histórica y la ciudad de León se mostró orgullosa cuna del mundo moderno.

Contenido Patrocinado

Fotos