El suministro energético cuesta de media 110 euros al mes a los leoneses

El suministro energético cuesta de media 110 euros al mes a los leoneses

Los habitantes de la Comunidad pagan unos 45 euros mensuales por la luz, 35 por el gas y 30 por el agua

ELISA CAMPILLO

El consumo energético, además de los efectos medioambientales, tiene su repercusión en el bolsillo de los ciudadanos. La cifra puede variar según los hábitos de consumo y el número de habitantes por hogar pero, de media, en Castilla y León se sitúa en los 110 euros mensuales.

Más información

El cálculo de este montante incluye las facturas de agua, luz y gas, principales suministros de los hogares (dejando aparte la conexión telefónica y de Internet), según el ‘I Barómetro de la Energía’ elaborado por la marca de termotecnia Junkers, perteneciente al grupo Bosch.

La factura de la luz suele ser la más elevada, con una media de 40 a 50 euros al mes. El gas supone para los castellanos y leoneses un desembolso mensual de entre 30 y 40 euros. Por último, el agua, algo más barata, supone el pago de alrededor de 30 euros mensuales por hogar.

El consumo de gas de los hogares de la Comunidad la convierten como la cuarta autonomía de España con mayor gasto de este suministro

El consumo energético de los habitantes de la comunidad se sitúa cerca de la media nacional, aunque varía si nos fijamos en los diferentes tipos de suministro. Si en el caso de la luz y el agua el gasto de los castellanos y leoneses es el quinto más bajo del país (en ambos casos), el consumo de gas de los hogares de la comunidad la convierten como la cuarta autonomía de España con mayor gasto de este suministro.

La incidencia que el gasto en consumo energético, especialmente durante los meses de más frío y de más calor, ejerce sobre la economía doméstica hace que gran parte de los usuarios busquen la manera de consumir menos energía con el objetivo de reducir el gasto económico. De hecho, el 85,3% de los encuestados por Junker reconoce incluso modificar sus hábitos de consumo para reducir su gasto mensual.

Además, a la hora de realizar una inversión a largo plazo como es la compra de un electrodoméstico o la instalación de sistemas de calefacción y aire acondicionado también se tienen en cuenta medidas para reducir el consumo.

En este sentido, la eficiencia energética se ha convertido en el factor más importante durante la elección de compra, ya que para el 89,3% de los castellanos y leoneses, es el principal motivo a la hora de decantarse por un modelo, por encima de aspectos como la relación calidad-precio (58,7%) o el ruido (50,7%).

Por razones de ahorro

Eso sí, a la hora de justificar esta consideración, el ahorro económico se impone a la contribución por el cuidado del planeta (77,9% frente 48,1%), hasta el punto de que las emisiones del aparato no suponen un condicionante a la hora de comprar una caldera o calentador de agua para el 36% de los encuestados.

Contenido Patrocinado

Fotos