Solicita 46 meses de cárcel a un leonés por acosar y amenazar a su expareja a través de Facebook

Solicita 46 meses de cárcel a un leonés por acosar y amenazar a su expareja a través de Facebook

El varón asegura que fueron simplemente comentarios brevísimos que borró de inmediato y que fueron fruto del trastorno emocional por la ruptura

A.C.León

Un vecino de León se enfrenta a 46 meses de cárcel por acosar y amenazar a su expareja a través de las redes sociales. El acusado será juzgado el 28 de febrero a las 10:00 horas en el Juzgado de lo Penal nº1 de León.

Conforme al escrito de la Fiscalía, los hechos se remontan a abril del 2016 cuando el acusado, que no había aceptado la ruptura sentimental, escribió en la red social ‘Facebook’ comentarios en referencia a la víctima, como “voy a destruirte personal, profesional y sexualmente, todos van a saber la persona que eres”.

Ese mismo mes, el día 17, el acusado volvió a escribir cuestiones relativas de la mujer en la red social y se trasladó hasta su vivienda, donde se encontró al hermano de ésta al que insistió que era necesario que hablase con ella.

Posteriormente, el 1 de junio, el acusado volvió a publicar en la red social fotos del domicilio de su expareja, comentando que “aquí vive una mujer sin corazón, que solo se aprovecha de la gente”, haciendo múltiples alusiones de ella de forma continuada.

En paralelo, el varón telefoneaba constantemente a la mujer, tanto a su caso como a su trabajo, lo que provocó que la víctima viviese atemorizada por la actitud de su pareja, impidiéndola hacer su vida.

El Ministerio Fiscal sostiene que los hechos son constitutivos de un delito de acoso y de amenazas en el ámbito familiar, solicitando una pena de tres años y diez meses de prisión, así como la prohibición de comunicarse y acercarse a la víctima en un radio inferior de 500 metros durante cinco años.

Defensa

Por su parte, la defensa niega los hechos y advierte que su cliente publicó en internet algún comentario brevísimo que borró inmediatamente, en un momento de trastorno emocional esporádico fruto de la ruptura. Es más, remarca que se tratan de hechos pasados, muy puntuales y cuyo contenido carece de relevancia penal.

Asimismo, recuerda que su cliente se encontraba en ese momento bajo el síndrome de abstinencia por su condición de drogodependencia. Por todo ello, entiende que debe ser absuelto de todos los cargos y solicita su libre absolución.

Contenido Patrocinado

Fotos