Sindicatos y Ayuntamiento llegan a un principio de acuerdo para evitar la huelga de basuras del 22

Sindicatos y Ayuntamiento llegan a un principio de acuerdo para evitar la huelga de basuras del 22

La representación de los trabajadores dará conocimiento de los puntos a los empleados en una reunión inminente

N. BARRIO León

Si parecía lejana la huelga tras la reunión anterior ahora, salvo sorpresa mayúscula, parece totalmente descartada. Sindicatos y Ayuntamiento de León han llegado a un principio de acuerdo a las 17 horas de la tarde tras una intensa reunión mantenida durante varias horas. Pese a la tensión existente, como manifiestan las fuentes consultadas, la representación de los trabajadores llevará a la asamblea el acuerdo el martes a las 12 de la mañana, con el objetivo de que ésta ratifique lo alcanzado.

Las negociaciones mantenidas giran alrededor de una condición que se antoja como clave, y no es otra que el paso de los 187 trabajadores al Instituto Leonés de Renovación Urbana y Vivienda, condición que les permitiría culminar su estatus laboral. Sea como fuere, el quórum en anteriores reuniones no fue absoluto, ya que desde Asial se apostaba por continuar formando parte de la RPT «como ya se había firmado», como asegura su representante en la mesa, Enrique Rodríguez.

Así, y ante la imposibilidad de que el Ayuntamiento creara un nuevo ente público, la integración era uno de los puntos clave a firmar en la reunión del lunes. Otra cuestión pendiente era la de «respetar a los trabajadores que vienen del proceso de subrogación, del año 2013», como afirma desde USO Antonio Nicolás. De esta forma, buscan que éstos «mantengan sus derechos y que su jornada pase del 75% al cien por cien».

No obstante, los plazos legales obligaban a marcar este lunes los servicios mínimos de la futurible huelga, un hecho «que es un formalismo y que no quiere decir que necesariamente vayamos a acudir a la huelga».

Desde la representación de los trabajadores se asegura que «no se está pidiendo nada extraño ni fuera de lo normal», al tiempo que se defiende que «el resto de las cuestiones están prácticamente acordadas».

Otro de los puntos candentes es la fecha de culminación de la integración en el Ilruv. Desde el Ayuntamiento se apostó en un primer momento porque ésta no se produciría antes del verano, aunque desde los sindicatos se pondrá sobre la mesa la fecha del 1 de marzo, entendiendo que el proceso tiene que contar con la fluidez necesaria para ser efectivo.

Igualmente, se contratarán diez trabajadores temporales con la categoría de peón «para cubrir las vacantes previstas por la creación de plazas» y se contratarán trabajadores con la categoría de peón para sustituir las situaciones de incapacidad temporal en «número suficiente para que no se produzca un quebranto en el servicio».

Contenido Patrocinado

Fotos