Silván destaca el superávit presupuestario y la amortización de la deuda en el Ayuntamiento de León

Antonio Silván, en la Intermunicipal del PP de Zaragoza.

Antonio Silván aboga en su intervención en la Intermunicipal del PP de Zaragoza por la estabilidad y sostenibilidad financiera pero compatibilizando ambos principios fundamentales con la flexibilidad presupuestaria

LEONOTICIAS

El alcalde de León y miembro del Comité Ejecutivo Nacional, Antonio Silván, interviene este viernes en Zaragoza en la Intermunicipal del Partido Popular en la mesa ‘La generación de los buenos gestores de la administración local’, junto a los alcaldes de Cáceres, Torrejón de Ardoz, Teruel y Puerto de la Cruz. En esta mesa sobre la gestión municipal también participan el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro como ponente, y Javier Maroto como moderador.

Antonio Silván considera fundamental mantener “el compromiso permanente con la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera para garantizar el funcionamiento de los ayuntamientos y, en el futuro, continuar manteniendo su capacidad inversora y los servicios públicos”.

En el Ayuntamiento de León “hemos hecho frente al gran desafío de mantener la estabilidad presupuestaria y los servicios públicos”, destaca Silván, “a pesar de las dificultades económicas, gracias a los leoneses y también a una gestión responsable”.

Antonio Silván recuerda que el Ayuntamiento genera en estos momentos superávit presupuestario y ha conseguido reducir su endeudamiento manteniendo los servicios públicos de calidad. El superávit presupuestario municipal de León alcanza casi 35 millones de euros y, a finales de 2017, se habrá amortizado más de 30 millones de euros de deuda -12% del total- señala en su intervención. “Habremos logrado convertir un Ayuntamiento asfixiado financieramente en un ayuntamiento que tiene sus cuentas ordenadas y que paga a sus proveedores (menos de 8 días)”, precisa el alcalde. En este sentido, recuerda que al asumir la responsabilidad municipal, en el Ayuntamiento había 214 millones de euros en facturas sin pagar. Ahora, con el Partido Popular se cumple año a año con el plan de deuda.

Gestión responsable, rigurosa y transparente

Esa gestión “responsable, rigurosa y transparente”, continuó Silván, se está realizando “manteniendo los servicios públicos de calidad y prestando la atención a las personas que más han sufrido la crisis”, que precisa que a través de la red de servicios sociales del Ayuntamiento, se han destinado 23 millones de euros a tal fin en estos años.

El alcalde aboga por la estabilidad y sostenibilidad financiera pero compatibilizando ambos preceptos con una flexibilidad que permita “mantener los servicios públicos y recuperar la capacidad inversora, desde la lealtad y la colaboración institucional”.

Mantenimiento y reducción de la presión fiscal

Además, esa estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera se ha conseguido “manteniendo la presión fiscal e incluso reduciéndola”, como es el caso de la reducción del IBI en un 3%. También se han bonificado hasta el 50% las licencias de obras en determinados supuestos.

Fotos