Silván asegura que el «realismo» primó en la obra de Ordoño II y descarta la peatonalización

Una de las últimas actuaciones acometidas en Ordoño II.

Lamenta el debate abierto en torno a esta obra y confía en que la gran intervención de la solución que no dieron ninguna de las 16 grades actuaciones que ha sufrido el vial

A.C. | J.C.León

A la integración del AVE y Feve y el Palacio de Exposiciones se sumará en las próximas semanas la ambiciosa obra en la calle Ordoño II, la principal arteria de la capital, que encarará su tercera gran remodelación que, finalmente, no conllevará su peatonalización total.

Así lo ha remarcado este martes el alcalde de León, Antonio Silván, que ha reconocido que, en este asunto, ha pesado el realismo frente al inconformismo. “La situación desde un principio requería de realismo frente a los bandazos que han dado unos y otros que pretendía que no se actuará en Ordoño y eso no lo han conseguido”.

En este sentido, Silván ha recordado que han sido 18 las empresas las que han presentado un proyecto que ahora será evaluado en la mesa de contratación y adjudicación, una actuación que ha salido con un precio de licitación de 600.000 euros.

Por último, el alcalde remarcó la relevancia de esta obra en un vial que ha estado sometido a 16 actuaciones sustanciales en la calzada sin lograr una solución viable.

Problemas encadenado

Los actuales problemas de Ordoño II nacen en el diseño realizado entonces, que tomó forma en 1997. Fue en aquella obra cuando con el fin de evitar 'pilares interiores' en el aparcamiento subterráneo de tres plantas habilitado en el lugar se decidió situar vigas de 16 metros para sustentar la losa superior.

El planteamiento era el adecuado si, efectivamente, se hubiera limitado el paso de vehículos pero, tras la remodelación, el paso de vehículos se mantuvo de forma regular, las vibraciones se multiplicaron y el efecto sobre la solana de adoquines provocó constantes elevaciones que obligaron a intervenciones reiteradas para reacondicionar el lugar.

Apenas dos décadas después el Ayuntamiento de León acomete una nueva reforma que mantiene como objetivo prioritario hacer una vía más compatible con los nuevos usos (la convivencia de vehículos y ciclistas) además de reducir el uso rodado dando prioridad al peatón.

Proyecto

El nuevo plan contempla un asfalto que absorberá vibraciones y jardines verticales, habrá nuevos materiales, nuevas jardineras un espacio más abierto para el ciudadano y una mejor interacción entre el vehículo y los ciclistas con presencia limitada de los primeros y control de la velocidad.

En su conjunto la nueva obra, hoy pendiente de licitación, conllevará una inversión de 599.003,75 euros para un periodo de ejecución que alcanzará los ocho meses. Ordoño II contará adicionalmente con ocho jardines verticales a modo de pérgolas que albergarán hidro-jardineras con especies florales y aromáticas.

Una de las características de la actuación pasa por reducir la diferencia de cotas entre acerados y calzada a fin de mejorar la transversalidad entre ambas, si bien se mantiene una clara diferenciación vertical que permita distinguir claramente entre ambas plataformas y modos de transporte (peatonal y rodado).

Fotos