De la Serna recuerda a Valladolid que tendrá 1.000 millones para su integración frente a los 40 de León

El ministro de Fomento, durante la entrevista./Ramón Gómez
El ministro de Fomento, durante la entrevista. / Ramón Gómez

El ministro de Fomento se cita el 26 de diciembre con el Principado y el alcalde de León para abordar el avance y las previsiones de la Variante de Pajares

MAR DOMÍNGUEZ

El diario El Norte de Castilla ha entrevistado al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para cerrar una serie que inició el pasado viernes 15 de enero y con la que ha buscado conmemorar estos primeros diez años de la llegada del Ave a Segovia y Valladolid.

Asimismo, el ministro hace un repaso por el estado actual y las previsiones de futuro de algunas de las infrestraestructuras que tiene en marcha en Castilla y León, como la Variante de Pajares, la infraestructura que permitirá conectar León con Asturias a través del AVE.

-¿Entiende que Valladolid pueda sentirse agraviada con los proyectos de soterramiento en León, Murcia o Bilbao?

-Usted, ¿quién cree que puede sentirse más agraviado?, ¿León que recibe una financiación de 40 millones o Valladolid que va a superar los 1.000? El soterramiento de Valladolid, no el soterramiento, la integración de Valladolid, estaba abocada al precipicio. La Sociedad Alta Velocidad se disolvía y para arrancar un proceso con una sociedad que entra en disolución, por la experiencia que conocemos, pasan años y años sin que se pueda hacer nada, ni un proyecto ni otro, nada.

El Gobierno ha hecho algo realmente extraordinario, que es echarse sobre las espaldas la solución de la Sociedad: si el Gobierno no asume el total de la deuda de la Sociedad Alta Velocidad, Valladolid no tendría ningún proceso de integración ni ninguna obra durante años y quizá décadas, porque nadie podría hacer viable lo que habría que haber disuelto con los costes financieros a los demás asociados por la liquidación de la sociedad. El Gobierno ha salvado una sociedad que irremediablemente se iba a una situación completamente insostenible.

A partir ahí se ha hecho un proyecto muy ambicioso en el que además el Gobierno toma otra decisión, que es echarse sobre las espaldas la ejecución de la parte de la estación, de la variante relacionada con el tránsito de mercancías... asuntos que podrían considerarse parte de la integración y que entendemos que son parte de la solución ferroviaria. Hay 14 proyectos de permeabilidad, hay proyecto de vocación de corredor y en ningún momento puedo entender que estemos hablando de un proyecto de baja calidad. Estamos hablando de integración y sostenibilidad máximos que llegarán a unas cifras que no conozcamos en ningún otro sitio de España, y esa es la realidad.

-¿Qué plazos maneja en la conexión de Valladolid con el norte?

-Tenemos primero Galicia. Ahora mismo estamos con el tramo con mayor impacto en la inversión pública que es el de Zamora a Pedralba de la Pradería. El plazo para la finalización de este tramo es 2018. Una vez que entren los trenes comerciales se conseguirán ahorros de hasta 35 minutos en el trayecto a Galicia. Quedan obras por hacer hasta llegar a Orense y el plazo que manejamos es 2019.

El segundo corredor que afecta es el asturiano, donde tenemos dos proyectos en redacción y nos hemos comprometido a finalizarlos este año 2017 para iniciar el proceso para licitar las obras: estos proyectos son León-La Robla y La Robla-Pola de Lena, es decir, la variante de Pajares. El primero está terminado y el segundo, a punto de finalizar, y también antes de que acabe el año iremos a Asturias a presentarlos como nos comprometimos a hacer, invitando también a Castilla y León, en especial al alcalde de León, para participar en ese acto de presentación de los trabajos que nos permiten ya liberar los procesos de contratación para Asturias.

-¿Qué plazos tiene para el túnel entre Chamartín y Atocha, tan demandado por los usuarios, que pierden casi una hora en enlazar entre estaciones?

-Creo que es la primera vez que formulan esta pregunta desde fuera de Madrid, porque a veces esa inversión se critica intentando buscar algún tipo de discriminación con otros territorios sin entender que a quién beneficia ese túnel pasante es a los usuarios de trayectos largos. El año es 2018, no puedo concretar el mes, pero el próximo año estará en servicio esa pasante que va a permitir ahorros de hasta media hora en trayectos que van hacia Alicante.

Contenido Patrocinado

Fotos