Sanidad exculpa al hotel Conde Luna «de toda responsabilidad» en la supuesta intoxicación de 200 abogados

Fachada del Hotel Conde Luna./
Fachada del Hotel Conde Luna.

Los inspectores no encuentran nada anómalo en las analíticas de los alimentos ni en las realizadas al personal del hotel y desde la empresa consideran «imprudente, precipitada, irresponsable e injustificada» la denuncia de los letrados

LEONOTICIAS

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, tras analizar todos los alimentos ingeridos en un cóctel celebrado el pasado 1 de diciembre en el hotel Conde Luna durante la celebración de una fiesta del Colegio de Abogados de León, ha determinado que los resultados de las analíticas de todos esos alimentos se encuentran dentro de «la normativa vigente», según el acta oficial fechada el pasado 20 de diciembre y trasladada por la Junta al establecimiento.

De esta forma, Sanidad exonera de responsabilidad al hotel Conde Luna en la supuesta intoxicación alimentaria difundida por algunos medios de comunicación y por el propio Colegio de Abogados de León «sin ningún tipo de prueba y por tanto de forma precipitada, irresponsable, e imprudente», provocando una alarma «injustificada» contra un establecimiento que lleva más 53 años trabajando «de forma honesta y satisfactoria para sus clientes» y cumpliendo con las normativas sanitarias exigidas por las autoridades, se asegura en un comunicado.

Sanidad, con la colaboración del hotel Conde Luna, decidió también someter a todos los empleados que participaron en la elaboración y servicio del cóctel a unas pruebas biológicas sobre manipulación de alimentos (coprocultivo y frotis nasal staphylococcus aureus) que fueron realizadas por los especialistas de ASPY Prevención con resultados negativos y sin detectarse ningún germen patógeno en ninguno de ellos.

Al parecer, algunos asistentes al cóctel sufrieron procesos febriles y trastornos gastrointestinales a las 48 horas de salir de la conmemoración. El Colegio de Abogados de León activó el sistema de alarma sanitario correspondiente responsabilizando «de forma injustificada e irresponsable», sostienen desde el hotel Conde Luna, al establecimiento de una supuesta intoxicación alimentaria «sin la más mínima prueba y trasladando sus acusaciones infundadas a los medios de comunicación».

Menú degustación de ese día

-Gamba con salsa tártara

-Empanada de bonito del norte

-Chupito de crema de patata y trufa negra

-Mini Hamburguesa

-Mini brocheta de fruta

-Chupito de crema de chocolate blanco

-Saquitos de langostinos cocidos

-Rocas de parmesano con fresinee

-Cecina de León con aceite de arbequina

-Espárragos negros en tempura

-Mini croquetas caseras

-Cucharita de tiramisú y salmorejo

-Chupachups de foie con chocolate blanco

-Brocheta de tomate cherry, anchoa y boquerón

-Cáscara de huevo con morcilla y espuma de patata

-Brocheta caprese con pato genovés

El hotel esperaba los resultados

El hotel decidió esperar a los resultados de las pruebas y analíticas realizadas por los inspectores de Sanidad de la Junta y del propio hotel con sus empleados para dar sus explicaciones sobre lo ocurrido.

Los inspectores de Sanidad de la Junta de Castilla y León tomaron las muestras de todos los alimentos ingeridos durante el cóctel que el hotel conserva siempre, como marca la normativa para los eventos y conmemoraciones de más de 40 personas.

El hotel, explican, ha tenido acceso a que la cifra de afectados atendidos «no fue 200 personas como se difundió, de forma exagerada y alarmante», por el propio Colegio de Abogados y por algunos medios de comunicación sino que «el número de personas atendidas no llega a la cuarta parte, todas ellas leves. Ninguna necesitó hospitalización alguna», garantizan en su comunicado.

Muestras de apoyo

Fuentes de Sanidad de la Junta han informado al hotel que el malestar registrado por esas personas podría no ser causado por ningún alimento servido durante el cóctel, como demuestran todas las pruebas realizadas, sino que podría deberse a un proceso vírico.

El hotel Conde Luna siente «enormemente» el agravio y preocupación generada entre sus casi 100 empleados, especialmente el equipo de cocina, «poniendo públicamente en duda su profesionalidad y rigurosidad debido a la difusión de información no contrastada por diversas instituciones y medios de comunicación».

El hotel Conde Luna expresa su más enérgica protesta contra aquellas instituciones y medios de comunicación que difundieron informaciones «sin pruebas ni justificación alguna» por lo que exige rectifiquen públicamente.

El hotel Conde Luna lamenta profundamente las molestias provocadas a sus clientes por causas «absolutamente ajenas a su actividad, siempre honesta y rigurosa» con las normativas vigentes sobre alimentación, instalaciones, proveedores, elaboración y manipulación de alimentos, así como su servicio al público.

Contenido Patrocinado

Fotos