Salguero afirma que «no hay responsabilidades políticas que asumir» con la sentencia del TSJ sobre Aguas de León

Fernando Salguero./
Fernando Salguero.

El portavoz del equipo de Gobierno reconoce que están estudiando «un recurso» al dictamen judicial y que el conflicto nace en la «denominación de tasa de esta tarifa»

DANI GONZÁLEZ | A. CUBILLASLeón

«No hay responsabilidades políticas que asumir». Así de claro y contundente se ha mostrado el portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de León, Fernando Salguero, acerca de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia y Castilla y León que anula las tasas del servicio de aguas por la conservación de acometidas y renovación de contadores al entender que «no tienen un carácter social y que su objeto no es otro que incrementar los ingresos de Aguas de León».

Más información

Salguero ha querido recalcar que «no hay una resolución firme» y que la vía judicial «está abierta», por lo que los servicios jurídicos del consistorio están estudiando la posibilidad de «recurrir» esta sentencia.

El portavoz municipal ha recordado que esta tasa busca que «el coste no recaiga en el ciudadano, ya que evita precios que pueden rondar los 1.000 euros en caso de acometidas o consevación de contadores».

Ha considerado que el problema nace de «la aprecición de carácter legal, ya que la denominación de de tasa parece mal elegida» y ha destacado que están tratando «de adaptar la tasa a la nueva ley de contratos» con una nueva tarifa «que será calificada de tasa y, así, esperemos que se ponga fin a la polémica» de un impuesto que sigue «vigente».

Esta tasa nació pensando principalmente en las viviendas unifamiliares o con pocos vecinos que tendrían que asumir costes elevados que, en el caso de la reparación de una acometida podría ascender a los 1.000 euros. Por ello, se estableció esta nueva tasa que repercute directamente en el recibo de la luz en 0,50 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos