El ritmo frenético de las obras de integración del tren en la ciudad de León busca la ejecución total en un año

Obras de la integración del ferrocarril en León. / Noelia Brandón

Los encofrados se apilan en el recinto de seguridad, la entrada y salida de camiones y hormigoneras es constante y los trabajadores realizan labores durante los fines de semana y con la caída del sol

RUBÉN FARIÑASLeón

Los encofrados se apilan junto a la antigua y la provisional estación de Adif. Los operarios se cuentan por decenas y la entrada y salida de camiones es constante en la zona.

El movimiento es frenético en las obras de integración del ferrocarril en la ciudad de León. Los trabajos, que se prolongan durante los fines de semana e incluso cuando cae el sol, buscan cumplir con los plazos establecidos.

Dos grandes grúas perforadoras son las encargadas de remover la tierra. Las hormigoneras acuden acceden al recinto para suministrar material a los obreros. Los escombros se apilan en las cajas de los tractores para eliminar residios.

El objetivo es claro, la nueva infraestructura debe estar culminada en los primeros meses del año 2019; por lo menos en su primera fase, la que corresponde a la ciudad de León.

La alta velocidad ya avanza hacia San Andrés del Rabanedo. Las paredes del túnel se dibujan en el suelo por donde antes circulaba el tren y detenía su paso para recoger a los viajeros que esperaban en los extintos andenes de la vieja estación.

La inversión de esta primera fase, que llega a los 25 millones de euros, permitirá reducir los tiempos de duración del trayecto con el Principado de Asturias en 25 minutos.

De esta forma, la estación de León se mantiene como nexo entre Madrid y Asturias, conservando su ubicación en el centro de la ciudad y las obras realizadas para la construcción de la nueva terminal.

En un año, se deben haber ejecutado las obras de los 1.635 metros de doble vía de ancho ibérico. De estos, 590 serán soterrados, los que corresponden a la ciudad de León y el resto irán insertados en un cajón ferroviario con pantallas.

La intervención, hasta el momento, mantiene el ritmo esperado y camina a golpe de grúa, con base de encofrado y peso de hormigón hacia cumplir sus plazos.

Temas

León, Ave

Contenido Patrocinado

Fotos