La retirada completa de la marquesina confirma los plazos de De la Serna para la integración del AVE en León

Estado de la vieja marquesina de la estación de tren. / Noelia Brandón

Los trabajos de los operarios, en algunas zonas incluso fines de semana y en horario nocturno, en la capital leonesa dejan esta estampa inusual, que se recuperará con la instalación ya rehabilitada de esta estructura

NOELIA BRANDÓNLeón

Poco queda ya de la marquesina de la antigua estación de tren en la capital leonesa. Así se encuentra uno de los símbolos de la llegada de la modernidad y el ferrocarril a León, que ahora debido a las obras de integración del AVE está siendo desmontada para poder avanzar en los trabajos.

Simplemente quedan las vigas que sujetaban esta estructura y que volverá a su posición original. Se aprovechará la ejecución del soterramiento para restaurarla, reponer los cristales rotos y retocarla para volver a colocarla en el paisaje del Oeste de León y obtener un nuevo uso de este espacio aún por decidir.

La integración

Esta marquesina se instaló en 1870 para cubrir a los pasajeros de las inclemencias del tiempo leonés formando la capucha de la Estación Norte de León. Fue en 1980 cuando se realizó su ampliación en un tercio de la longitud y tomó el aspecto con el que ha llegado hasta la actualidad.

El principio del fin de su función llegó en marzo de 2011, con el paso de los servicios del apeadero a la ‘provisional’ estación de Adif. Ahora, esta retirada casi realizada ya al completo, deja una estampa inusual en esta parte de la ciudad, que volverá a recuperar la normalidad cuando se produzca su instalación ya rehabilitada.

Los plazos de De la Serna

La situación no es un hecho más dentro de la integración del ferrocarril en la ciudad de León. Este hecho, viene a constatar el «muy buen ritmo» al que avanza una de las obras más importantes de la historia moderna de la capital.

El propio ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, mantenía durante esta semana un despacho con el alcalde, Antonio Silván, en el que abordaron los plazos para crear esta nueva infraestructura.

El próximo 21 de diciembre se dará por terminada la primera fase, con la reapertura al tráfico rodado y peatonal de la Avenida Palencia, según estableció en su día el Ayuntamiento de León.

Pero el gran objetivo se ha situado en 2019. A principios de este año está previsto, si se mantiene el ritmo actual, que la integración del AVE sea una realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos