La rehabilitación del primer paño del empedrado central dibuja ya la nueva y renovada imagen de la Plaza del Grano

Dos personas observan este sábado el avance de las obras de la Plaza del Grano. / S. Santos

Los operarios ya han procedido a la colocación del canto rodado del entorno del crucero y avanzan en uno de los laterales de la plaza, con la mirada puesta en la Semana Santa

A. CUBILLAS León

El futuro de la Plaza del Grano se hace cada vez más presente. Las obras del emblemático rincón de la capital avanzan con la mirada puesta en la Semana Santa, fecha en la que está prevista su conclusión y su apertura al tránsito por ser unos de los enclaves centrales de la Pasión.

Unas obras que encaran el levantamiento y, posterior, rehabilitación del empedrado central, la tercera fase, la última y también la más polémica, pero cuyos primeros resultados parecen haber acallados las voces críticas.

En la actualidad, los trabajos se centran en uno de los laterales de la plaza, donde ya han sido retiradas todas las piedras con la previsión de que en los próximos días los operarios inicien el pegado de los cantos rodados.

Piedra a piedra, siguiendo, las técnicas tradicionales, para preservar la esencia y la solera de la Plaza del Grano, permitiendo su 'singular' evolución hasta recuperar entre otros aspectos el verde de la superficie que la ha caracterizado.

Un resultado que ya es visible en el entorno del crucero de la plaza, donde los operarios ya han procedido a la retirada y recolocación del emblemático y característico empedrado.

Se trata de la misma piedra que hasta la fecha, original de 1989, que se ha vuelto ‘pegar’ tras proceder a un saneamiento de la plaza y un reajuste de los pasillos que marcaban el singular dibujo de este entorno.

Un poco de historia

La Plaza del Grano recibe su nombre por ser la zona en la que se comerciaba como mercado con grano y cereales, principalmente, aunque como en otros muchos mercados, también había artesanos, curtidores, y comerciantes de carnes y pescados.

Además ha sido lugar oficial donde se pregonaban las ordenanzas, e incluso como plaza de toros. La fuente del centro de la plaza, inaugurada en 1769, representa la confluencia de los ríos Bernesga y Torío.

Unas obras que siguen con interés los vecinos dela zona, también aquellos que se acercan para ver los primeros resultados de esta gran intervención que arrancó a finales del año tras el cerrado de la cata de 49 metros cuadrados, que descubrió restos humanos del camposanto del Mercado.

La obra del Grano

Una actuación, una las más polémicas de los últimos años en León, que arrancaba el pasado 7 de febrero y cuyo primer resultado tuvo lugar días antes de la Semana Santa cuando el Ayuntamiento procedió a abrir la calle Capilla al tránsito peatonal.

Una actuación que además permitió la renovación de las redes de abastecimiento, eliminar las aceras de hormigón y sustituirlas por un enlosado de pieza caliza característica de León y una banda de rodadura con un pavimento tradicional en el casco antiguo.

Posteriormente, se procedió a abrir la calle Mercado y las labores se centraron en la recuperación de los enchinarrados de los soportales y en ensanchamiento de las aceras perimetrales para garantizar el acceso universal a la plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos