«Sí puedo, y soy gitana»

La Fundación Secretariado Gitano y Orange fomentan la inserción laboral de mujeres gitanas en situación de riesgo de exclusión social a través de un Aula Digital donde se les ofrece formación para acceder al mercado

Aula Digital con las mujeres gitanas. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

Unidas, haciendo fuerza, sacando pecho de su raza gitana y sabiendo que siendo mujeres pueden hacerlo.

15 gitanas han iniciado un curso para mujeres en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social. El objetivo del mismo es incorporarlas al mercado laboral para ofrecerles así una oportunidad.

La Fundación Secretariado Gitano y la Fundación Orange han inaugurado el Aula Digital donde participarán de esta formación en medios informáticos que fomenten una preparación de futuro.

Han comenzado con un curso en Madrid, luego otro en Córdoba y, próximamente, lo harán en Málaga y Valencia. «Ponemos a su disposición los últimos medios para prepararlas a un futuro de trabajo».

Pedro Puente ha destacado la evolución de esta etnia en León. «Hace 50 años los gitanos eran analfabetos y ahora hay nueve en la universidad; es una rueda que no para y aumenta con orgullo y mucha alegría».

Desde hace tiempo, se trabaja por generar trabajo a los gitanos y muchos han sido colocados en empresas, aunque estos contratos son limitados en el tiempo. Por ello, ahora han querido dar un paso adelante en cuanto a formación.

Especialmente relevante está siendo la inserción laboral de la mujer gitana, que está teniendo «una transformación espectacular», a pesar de que todavía exista cierta predisposición a destacar los cambios negativos sobre los positivos.

Prueba de ello son estas 15 mujeres, de media edad, que inician una aventura a través de los medios digitales persiguiendo su sueño, cada día más real, de que «pese a ser mujeres y gitanas» pueden hacer aquello que quieran.

Contenido Patrocinado

Fotos