No hay quien pueda con la radio

El 13 de febrero se celebra el 'Día Mundial de la Radio', una jornada ideal para recordar la importancia de este medio, que ha conseguido reiventarse y adaptarse a los nuevos tiempos para seguir siendo fuerte

José Manuel Mures, en su estudio de radio. / Noelia Brandón
DANI GONZÁLEZ

Siempre presente, aunque nunca se la ve. Amiga ideal de viaje, inmejorable compañía en las noches en vela o un condimento idóneo para el día a día. La radio sigue viva, sigue presente y las voces que llegan a través de las ondas siempre quedan en el recuerdo de miles y miles de personas que encuentran en un transistor un amigo fiel.

El 13 de febrero se celebra, desde 2012, el Día Mundial de la Radio. Es una jornada ideal para recordar las trabas que ha vivido este medio, la de rivales que le han surgido, pero cómo ha sido capaz de reinventarse para seguir creciendo y viviendo.

«A la radio la han intentado matar muchas veces. Y lo seguirán haciendo. Pero ahí aguanta, no hay quien pueda con ella, quizá porque, según mi opinión, es el medio más completo», explica Rosa Arce, redactora de Onda Cero.

La radio es un medio que se gana con facilidad, con su cercanía, el cariño de los oyentes, pero también sumerge en su mundo a todos los que están detrás de los micrófonos. Horas de sonido, solo sonido, que evocan recuerdos y que trasladan a los receptores a los lugares donde sucede la información. Por ello, la radio no es un medio al uso.

«Para mí, la radio es mi modus vivendi. Llevo 37 años metido en este mundo y, la verdad, es mi vida. No me imagino mi vida sin la radio», explica José Manuel Mures, técnico de Radio León.

Una evolución constante

Pero, en su evolución constante, la radio sigue creciendo. No se para, no se detiene y sigue cambiando, adaptándose a la nueva realidad y a una nueva sociedad. Los tiempos del transistor han quedado atrás, quizá solo para los más bohemios. La actualidad y el futuro de la radio pasa por la red.

«Recuerdo cuando escuchaba a José María García antes de irme a dormir con un transistor. Eso, ahora, ya no existe tal cual. El futuro y el presente de la radio pasa por lo digital, por internet. En el momento actual, ya tenemos más oyentes por la red que por el transistor», señala Carlos García, de Cadena Cope.

Esta es la radio. Una amiga fiel, compañera de viaje y aventuras que sigue viva. Y todo ello pese a que su final se ha predecido en varias ocasiones. Pero la radio sigue, haciendo llegar a través de las ondas, la información con su particular estilo.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos