La provincia pedirá al Gobierno que desoiga al Congreso y frene las limitaciones para las térmicas

Matías Llorente en primer término durante el pleno. / Inés Santos

El pleno aprueba, con los votos en contra de Ciudadanos y En Común, una moción para que el ejecutivo no tenga en cuenta la propuesta de Unidos Podemos aprobada por el Congreso | Majo: «El ministro Nadal espera que León diga algo, que le de aliento para lo que quiere hacer»

NACHO BARRIO León

La situación de las térmicas leonesas y el incumplimiento de lo establecido por el Congreso de los Diputados centraron el principal debate mantenido en el pleno ordinario de la Diputación. La sesión aprobó con los votos en contra de Ciudadanos y En Común una moción por la que la institución instará al Gobierno central a incumplir la propuesta aprobada en el Congreso meses antes sobre el nivel de emisiones.

Así, la moción recoge que «la propuesta aprobada pone en peligro la continuidad de las centrales térmicas existentes en Castilla y León y asesta un golpe definitivo a la permanencia del carbón procedente de nuestras cuencas mineras en el mix energético nacional, dado que va mucho más allá en la propuesta inicial fijada en el paquete de invierno de la Comisión Europea».

Llegados a este punto, el portavoz de los socialistas, José Pellitero, anunció el voto favorable de su grupo, que choca de frente con lo defendido por el PSOE nacional en la Cámara Baja. «No tenga dudas [dirigiéndose al diputado popular Ángel Calvo] de que transmitiremos no solo nosotros, sino también nuestro secretario provincial, la defensa de la provincia y del carbón. Si hay que poner a disposición el cargo también lo haré». Recordando los días de la aprobación propuesta por Unidos Podemos, Pellitero relató que «nos pilló de sorpresa el apoyo del PSOE, pero nosotros lo tenemos claro con este tema y con otros».

Por su parte, el portavoz de UPL Matías Llorente, aseguró que los leonesista también defienden el sector, aunque añadió matices. «Hemos formado a las nuevas generaciones en la mentalidad medioambiental y, nos guste o no nos guste, los sectores primarios tenemos que hacer los deberes en este tema corrigiendo las emisiones, porque o avanzamos y estamos a la altura, o dan igual las mociones».

Pero el debate se iría caldeando conforme avanzaban las intervenciones. Era el turno de Pedro Muñoz, que entendió que «hay mucha hipocresía, pero algo está cambiando en el PSOE provincial, si son valientes hay que reconocerlo». Entrando en materia, la voz de Coalición por El Bierzo en el pleno argumentó que «está bien que cuidemos el medio ambiente, pero nos ha reñido Europa por el nivel de contaminación y en León no se está quemando carbón».

El voto negativo llegaría por parte de Ciudadanos y de En Común. Juan Carlos Fernández hizo bandera del partido naranja, «que vota lo mismo en cualquier parte», mientras que Miguel Flecha defendió su postura contraria esgrimiendo que «fue el ministro Soria el que asfixió el sector, nosotros hemos estado siempre en la defensa de las cuencas».

Ángel Blanco: «Para el paripé podría haber alquilado una corbata»

Era el turno del diputado popular Ángel Calvo, que no dudó en encender el debate. Refiriéndose a Flecha, le espetó que «Está usted fuera de lugar, para el paripé podría haber alquilado una corbata [...] No solo no la comparto su postura, sino que no sabe lo que supone la moción». En su intervención criticó al exministro Soria, del que aseguró que «igual se hubiera ido antes» al tiempo que avanzó que esta medida no solo pone en peligro las térmicas, sino también los ciclos combinados».

Cerró Juan Martínez Majo el debate. «El PP no va a hacer posados para la prensa con este tema. El ministro espera que León diga algo, que le de aliento para lo que quiere hacer. Esta provincia tiene lo que tiene, y visto lo visto, sólo espero que no llegue el día que a Podemos no le guste la remolacha, porque la hundirá».

Finalmente la moción fue aprobada con los votos en contra de Ciudadanos y En Común.

Contenido Patrocinado

Fotos