Los profesores reclaman 400 puestos estables y denuncian un 38% más de interinos

Rueda de prensa del personal docente. / Sandra Santos

La Junta de Personal Docente de Centros Públicos No Universitarios señala que «no es fácil ver un nuevo curso lleno de oportunidades» cuando llegan de un año «frustrante y decepcionante»

RUBÉN FARIÑASLeón

Comienza un nuevo curso académico en la provincia de León y los profesores vuelven a exigir sus reivindicaciones, que ya comienzan a ser reiterativas año a año. El optimismo ha desaparecido de la Junta de Personal Docente de Centros Públicos No Universitarios que señalan que «no es fácil ver el nuevo curso como un curso lleno de oportunidades» cuando llegan de un año que ha sido «frustrante y decepcionante».

En esa línea, el presidente, Javier González, denuncian que los representantes políticos traten de mostrar «una cara amable» cuando la realidad no corresponde con un lado idílico. «Se esconde más que se muestra».

Los profesores consideran que en el pasado curso no hubo reversión de los «ataques y recortes» y algo que era coyuntural por la crisis se ha convertido en «estructural e irreversible».

Entre los reclamos realizados por el personal docente, se ha señalado la falta de sustituciones a tiempo si los maestros no pueden asistir a clase. «La media son 10 días de espera», objetan.

Falta «acuciante» de personal

La denuncia más acuciante es la pérdida de profesores debido a la crisis. La Junta de Personal Docente considera que se necesitan 400 puestos estables en la provincia de León –aunque la cifra óptima serían 1.000-. Además, aseguran que se están incrementando el número de horas lectivas y de alumnos por clase; se ha reducido su capacidad adquisitiva un 20% desde 2010 y se ven penalizados económicamente por estar enfermos.

En cuanto al problema de interinidad, éste sigue creciendo. Uno de cada cinco profesores ya son interinos con vacante de curso completo. 912 docentes, por los 659 de 2016, lo que representa un incremento del 38,4%. Estos maestros tienen una «precariedad mayor, se abusa de contratos de pocas horas y muchos pagan por trabajar». El diagnóstico de esta cuestión se debe a la «nefasta planificación y gestión de listas de interinos, con perfiles imposibles, precarios y alejados del domicilio», aseguran desde el profesorado leonés. En una estimación realizada por ellos, más de 9.000 interinos en Castilla y León se ven obligados a renunciar a su puesto.

Por todo ello, se señala que la planificación es «casi imposible que sea peor». En griego, latín o física y química no hay personal en lista de espera; en filosofía o alemán sólo una persona, y en informática, dos.

También se ha denunciado la escasa compensación económica al docente itinerante. «No se ha subido ni un euro desde 2001, siguen cobrando al mes 19,21 euros».

La Junta de Personal Docente de León estima que los buenos resultados del Informe PISA se deben a la profesionalidad de los profesores y el trabajo de los padres. Reclaman un instituto para Villaquilambre y una mejora de las infraestructuras generales. Todo ello en una valoración de inicio de curso que, insisten, «no es fácil verlo lleno de oportunidades».

Fotos