Prisión para una empresaria leonesa por cobrar el finiquito de un empleado con la falsa promesa de su reincorporación

Juzgados de León. /
Juzgados de León.

La acusada, que se enfrenta a año y medio de cárcel por un delito de estafa, niega los hechos y asegura que el despido del trabajador, con un 69% de minusvalía, fue motivado por cuestiones económicas

A.C.

El Juzgado de lo Penal nº2 de León juzgará el 15 de mayo a una empresaria por un delito de estafa tras cobrar la indemnización de un extrabajador bajo la promesa de su incorporación laboral, sin que se hiciera efectiva.

Los hechos tuvieron lugar el 4 de enero de 2014 cuando la acusada entregó a un trabajador, con más de ocho años de antigüedad y una minusvalía del 69%, la carta de despido, en la que hacía constar una indemnización por 5.877 euros.

Un mes después, el trabajador acudió acompañado por la acusado a una sucursal bancaria donde, tras cobrar el cheque, le hizo entrega de la cantidad cobrarla, en cumplimiento a la falsa promesa de readmitirlo en la empresa.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de estafa por el que solicita una pena de un año y medio de prisión así como el pago de una indemnización de 5.877 euros.

La defensa señala que el despido fue motivo por causas económicas sin ser impugnado en ningún momento por el trabajador y asegura que el resto del relato del fiscal no tiene sustento alguno, más allá de las manifestaciones del denunciante. Por ello, entiende que no existe delito alguno y solicita la libre absolución de su cliente.

Contenido Patrocinado

Fotos