La primera cámara del sistema de acceso al casco histórico ya controla la Calle Ancha

Fernando Salguero y Alejandro Cabañeros, junto a la nueva cámara. / Sandra Santos

Conectadas por fibra óptica a la Policía Local, las cámaras leerán las matrículas que accedan desde las ocho entradas al centro de la ciudad y harán foto en caso de que el vehículo no esté registrado

NACHO BARRIO León

Una transición pacífica, deseada por muchos y a la que tocará adaptarse hasta que sea una realidad completa. La primera de las cámaras del nuevo sistema de control de acceso al centro histórico de León ya está instalada y funcionando en la Calle Ancha. Se trata de «un sistema completamente novedoso que facilita la entrada y salida de residentes, carga y descarga o usuarios de hostelería», como afirmaba el concejal de Movilidad, Fernando Salguero, en la puesta de largo de la primera de las cámaras.

Con un total de ocho entradas y salidas al casco histórico de la capital, el sistema está conectado por fibra óptica a la Policía Local de León, que recibirá la foto para validar o rechazar el acceso. «La cámara cuenta con dos lecturas, una imagen de contexto del acceso y otra de lectura de matrícula, de forma que si está autorizada no hará foto, haciéndola en caso contrario para enviarla a la Policía Local», explicaba el gerente de Kapsch, Alejandro Cabañeros.

En el caso de los establecimientos hosteleros, facilitarán un listado de matriculas para ser validadas por la Policía, de forma que se anule la sanción antes de que ésta se produzca.

Estando en fase de pruebas, las cámaras necesitarán de un periodo de pruebas que podría prolongarse hasta febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos