El primer pleno del nuevo curso político muestra la «voluntad» de dotar a la Diputación de servicios jurídicos propios

Plenario en el Palacio de los Guzmanes. / Sandra Santos

El primer punto del día ha contado con la toma de posesión del diputado socialista Ángel Rodríguez, que releva a María Pilar Poncelos

RUBÉN FARIÑASLeón

El primer pleno del nuevo curso político en la Diputación de León ha transcurrido con tranquilidad, a pesar de extenderse en el tiempo.

El primer punto del día ha contado con la toma de posesión del diputado socialista Ángel Rodríguez, que releva a María Pilar Poncelos.

Los reconocimientos extrajudiciales de créditos han traído uno de los momentos de tensión, cuando desde En Común solicitaban que la Diputación se dotara de servicios jurídicos propios para fomentar el ahorro.

El vicepresidente de la institución, Francisco Castañón, reconocía que este asunto era también «una voluntad» del equipo de gobierno pero que los tiempos «son lentos para sacar la plaza», aunque afirmaba que esto «se va a hacer».

La gestión conjunta de de los fortfait de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno, en Asturias, ha encontrado la petición de UPL de aclarar los beneficios que esto suponía para León.

En este respecto, Castañón apuntaba que «la cantidad es muy pequeña» pero mediante estos acuerdos se puede ampliar y mejorar las estaciones. «Si tenemos cuatro, en vez de dos, será mejor para todos».

El pleno, finalmente, apoyó la prórroga del contrato hasta el 30 de septiembre de 2018.

Por último, en el turno de ruegos y preguntas, los partidos han puesto en el pleno la alegalidad del parking de Santa Nonia y el futuro de una finca en Boñar, propiedad de la Diputación, y que gestiona la Junta, y donde los Populares esperan llegar a una solución en las próximas fechas.

Fotos