Los policías leoneses desplazados en Cataluña denuncian el abandono del Gobierno y se siente «apestados»

Concentración a las puertas de la Comisaría de León. / N. Brandón

Los policías leoneses se concentran a las puertas de la Comisaría para exigir al Gobierno más contundencia y denunciar la situación de los agentes desplazados

A. CUBILLAS

Se sienten humillados, impotentes y abandonados a su suerte. Pero lo peor aún, sienten miedo. Es el sentimiento con el que los agentes de la Policía Nacional viven el conflicto de Cataluña. De cerca y también de lejos, desde León.

Y así lo han escenificado este martes a las puertas de la Comisaría de la capital leonesa un nutrido grupo de policías que han protagonizado una concentración para exigir más contundencia al Gobierno frente a la campaña de "acoso y escraches" que están sufriendo en las últimas horas los compañeros de la Policía Nacional y la Guardia Civil desplazados a Catlauña.

Entre ellos, los 12 compañeros de la Unidad de Prevención y Reacción de la Policía Nacional de León que, pese a limitarse a cumplir con la legalidad por orden judicial, hoy se siente "apestados", según remarcan desde los cinco sindicatos policiales -SUP, CEP, UFP, SPP y ASP-.

Una acción con la que se está demostrando que la única diferencia entre la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos D'Esquadra, según remarcó Ángel Alonso (CEP), no son los 600 euros que ganas menos sino la “la profesionalidad y dignidad que unos y otros mantienen a la hora de defender la legalidad”.

«Estamos pagando las culpas por la inacción del Gobierno de España y de cuántos tenía que haber intervenido ante la amenaza del conflicto»

Una concentración de apoyo pero, sobre todo, de denuncia. Los sindicatos han denunciado la “poca defensa” que el Estado español está teniendo con los agentes desplazados, “dejándoles tirados en cualquier lado como si fueran apestados a pesar de estar en un momento en el que se necesita todo su apoyo”.

Es más, los sindicatos han ido más allá y han advertido de que los agentes no están más que “pagando las culpas por la inacción del Gobierno de España y de cuántos tenía que haber intervenido ante la amenaza del conflicto".

Porque los policías leoneses en Cataluña aseguran vivir “con una situación de miedo, de impotencia. Siente que están coaccionados, sometidos a la barbarie de lo que estás sucediendo”, lamenta Alonso.

Respuesta contundente

Una situación que, según han advertido, requiere que se adopten medidas urgentes y efectivas para garantizar la seguridad personal de los compañeros que forman parte del despliegue en Cataluña ante los ataques, acoso, persecución y señalamiento que los sectores independentistas radicales están llevando a cabo en diversas localidades.

Por ello, han instado al Ministerio de Interior a tomar cartas en el asunto y a garantizar la seguridad y la integridad de los agentes allí desplazados a la par que han denunciado la “improvisación y la escasa planificación” con la que se está llevando a cabo el despliegue de agentes en Cataluña, desconociendo a día de hoy la fecha de regreso de los 12 compañeros allí trasladados o si habrá nuevas incorporaciones desde León.

Una concentración a la que se han sumado numerosos civiles para mostrar el apoyo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Algunos sin fisuras, como un espontáneo que, al grito de ¡Viva la Policía Nacional, viva la Guardia Civil!, ha arrancado el aplauso de los manifestantes.

Contenido Patrocinado

Fotos