La Policía Nacional, 194 años al servicio de los leoneses

Acto conmemorativo del 194 aniversario de la Policía Nacional. / S. Santos

La Policía Nacional aboga por adaptarse a los avances tecnológicos para dar respuesta a los nuevos y complejos retos y convertirse en un cuerpo «3.0»

A. CUBILLAS León

La Subdelegación del Gobierno ha sido el escenario este viernes de la celebración del 194 aniversario de la creación de la Policía Nacional, un cuerpo cuyos primeros antecedentes tiene lugar en la Real Cédula del 13 de enero de 1824.

Casi dos siglos de existencia que, sin embargo, no han impedido que se mantenga intacto el sentido de la Policía Nacional: proteger el libre ejercicio de las libertades y garantizar el bien y la seguridad pública.

Así lo puso de manifiesto el recién nombrado jefe del Cuerpo Nacional de Policía en León, Juan Carlos Hernández Muñoz, que hizo hincapié en cómo estos dos siglos de historia han permitido instaurar en el cuerpo unos valores y principios que hagan de la Policía Nacional una de las “instituciones más valoradas”.

Entre ellas, destacó la lealtad a la legalidad, la abnegada vocación de servicio, el servicio de entrega y la constante versatilidad de adaptarse a la demanda de los ciudadanos, “nuestra verdadera razón de ser”.

En este sentido, Hernández Muñoz remarcó los nuevos los que se enfrenta la Policía Nacional, como la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado, la ciberseguridad, la trata de personas o la inmigración.

Desafíos “complejos” a los que, según remarcó, la policía seguirá haciéndoles frente a través de una adaptación tecnología que permita hacer del cuerpo una “verdadera policía inteligente, una policía 3.0, con el único objetivo de garantizar la seguridad en España, uno de los países más seguros del mundo”.

Conmemoración del 194 aniversario de la Policía Nacional.

Un aniversario, presidido por la subdelegada del Gobierno, Teresa Mata, que sirvió de marco para la imposición de condecoraciones en forma de medalla, cruz, encomienda o placa a la dedicación al servicio policial así como la entrega de diplomas a los policías jubilados, ejemplo de vocación y compromiso con la Policía Nacional, modelo a seguir por las nuevas generaciones.

“Un policía jamás se jubila”, señaló Mata, que mostró el “honor” que representa el poder estar al lado de los policías, a los que mostró su gratitud por haber sido un ejemplo de profesionalidad durante sus tres años al frente de la Subdelegación del Gobierno.

Asimismo, destacó el papel decisivo de la Policía Nacional en el grado de seguridad y libertad que preside la vida cotidiana en una ciudad como León, gracias a esta labor callada y permanente. Un acto en el que se tuvo un recuerdo especial a los caídos.

Contenido Patrocinado

Fotos