La Policía Local de León realiza 369 controles de alcohol y drogas con solo dos pruebas positivas

Control de alcohol y drogas en León./
Control de alcohol y drogas en León.

El objetivo de la 'Campaña especial para controlar el cumplimiento de las normas que prohíben la conducción de vehículos bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas' es reducir los accidentes provocados por estas sustancias

LEONOTICIAS

La Policía Local de León puso en marcha la semana pasada una campaña especial para controlar el consumo de alcohol y drogas en la conducción; una campaña que trata de intensificar este tipo de controles que se realizan durante todo el año.

El objetivo de la ‘Campaña especial para controlar el cumplimiento de las normas que prohíben la conducción de vehículos bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas’, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), es reducir los accidentes provocados por el consumo de estas sustancias. Entre el 11 y el 17 de diciembre se realizaron un total de 369 controles con 2 pruebas positivas en alcohol y ninguna en drogas.

El Ayuntamiento de León ha colaborado con la Dirección General de Tráfico, que a su vez ha realizado controles de drogas y alcohol en todo el territorio nacional. El propósito de estas campañas es reducir el número de accidentes provocados por el consumo de estas sustancias.

El alcohol está presente en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, según la tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente. Conducir después del consumo de sustancias psicoactivas es un hecho frecuente, ya que alcanza al 17% de los conductores españoles. El cannabis y la cocaína son las sustancias más detectadas en estos controles. Además, el alcohol y las drogas también suponen un riesgo para los peatones como usuarios de la vía.

Los principales objetivos de los controles son: proporcionar a los ciudadanos argumentos que demuestren que el alcohol y las drogas son incompatibles con la conducción y advertirles de las graves consecuencias jurídicas que conlleva la conducción de vehículos en estas condiciones.

Además, con independencia del efecto sobre los conductores, el alcohol y las drogas supone también un riesgo para los peatones, como usuarios de las vías que comparten con los demás el espacio público, fundamentalmente en zona urbana, lo que hace que la participación de todos los municipios en estas campañas sea fundamental.

En esta campaña han colaborado las unidades de Tráfico (UTRAFIC) y de la Policía de Barrio (UBARRIO), que realizan ya controles de alcoholemia en las principales calles de la ciudad para comprobar la tasa de alcohol de los conductores de vehículos.

Contenido Patrocinado

Fotos