Podemos exige a la Junta que estudie y valore la situación de los bienes inscritos en la Lista Roja de Patrimonio

Imagen de las Cuevas Menudas en Villasabariego./
Imagen de las Cuevas Menudas en Villasabariego.

Actualmente la provincia leonesa cuenta con 48 entradas en la lista roja de la Asociación Hispania Nostra que corren el riesgo de deteriorarse o desaparecer si no hay una actuación adecuada

LEONOTICIASLeón

El Grupo de Podemos anunció este jueves que presentará “en breve” una Proposición No de Ley para que la Junta de Castilla y León estudie y valore la situación de los bienes inscritos en la Lista Roja de Patrimonio la Asociación Hispania Nostra y “actué en consecuencia, como es su obligación”.

La Lista Roja es una actividad emprendida en 2017 por la Asociación Hispania Nostra para informar sobre elementos patrimoniales en riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. Pretende llamar la atención de la sociedad y de sus propietarios, promoviendo intervenciones positivas que eviten el incremento del deterioro o la desaparición de bienes culturales. Actualmente la provincia de León cuenta con 48 entradas en la lista roja.

El grupo morado denunció que el director general del Patrimonio, Enrique Saíz Martín, "menosprecia" la Lista Roja del Patrimonio y con ello “la participación ciudadana en su defensa”. La formación asegura, en un comunicado, que Sáiz afirmó durante a última Comisión de Cultura de las Cortes de Castilla y León, que la Lista Roja “estaba elaborada sin rigor científico ninguno y ni siquiera se aportaba financiación económica específica para acometer las labores de restauración que los bienes en ella inscritos precisaban”.

La portavoz de Cultura de Podemos en las Cortes de Castilla y León, Isabel Muñoz, entiende que estas declaraciones demuestran que al Partido Popular “no le interesan las listas y los ciudadanos que les demuestren la pésima gestión que está haciendo en materia de patrimonio cultural en Castilla y León y por eso se les desacredita y menosprecia”.

“De ahí, que tergiverse y desoiga las obligaciones de la ciudadanía para con su patrimonio, recogidas tanto en la Ley de Patrimonio Español como en la de Castilla y León, y abogue por una participación ciudadana dirigida y plegada a sus intereses, como dejó bien patente el Director General de Patrimonio”, sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos