Podemos critica el «oculto trasvase de gestión pública a privada» del centro de menores de León

Centro de menores El Alba-Santa María/
Centro de menores El Alba-Santa María

La Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul ha prescindido de cuatro Técnicos superiores públicos, «porque tienen menor servicio, pero conservan la subvención de 190.000 euros»

I. SANTOS

La Comisión de Familia e Igualdad sigue sin encontrar respuestas sobre la gestión del centro de menores El Alba-Santa María de León. Actualmente el centro se encuentra gestionado en colaboración privada con la Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, pero según denuncian desde Podemos «hay un trasvase y que las dependientes del servicio público están haciendo el trabajo de la congregación».

Los problemas comenzaron con el traslado de cuatro Técnicos Superiores de Educación Infantil encargados del trabajo de los menores de 0 a 3 años. Pero posteriormente el centro contrató a dos técnicos con la misma titulación dependientes de la congregación, la cual a pesar de tener un menor volumen de niños sigue recibiendo la misma dotación de 190.000 euros desde hace años.

Laura Domínguez Arroyo, procuradora de las Cortes por el grupo Podemos y presente en la Comisión asegura que en la comparecencia del gerente de Servicios Sociales no se han visto aclaradas las dudas. «La conclusión que hemos sacado es que no ha explicado la gestión y están haciendo un trasvase de servicios públicos a los privados», explica Domínguez a leonoticias.

«Tienen menor servicio y reciben la misma subvención, a pesar de que dicen que por el menor servicio han trasladado a cuatro profesionales», insiste la procuradora que no entiende cómo actualmente «hay seis técnicos para cuidar sólo a dos niños». El problema que ven desde Podemos es que la Gerencia «no está teniendo ningún control sobre la privatización que se está haciendo desde la Congregación Hijas de la Caridad».

También han denunciado el importe de la subvención que «en 2014 con 60 niños en el centro era de 190.000 euros y este año con 39 menores sigue siendo del mismo importe». Laura Domínguez critica que «actualmente hay seis técnicos públicos para cuidar a dos niños y sospechamos que están encargándose del grupo de 4 a 17 años que es responsabilidad de la Congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul».

Contenido Patrocinado

Fotos