Un pleno «histórico» fulmina la deuda de la Diputación y retira los honores al Franquismo

Pleno de la Diputación de León. / Campillo

El quinto punto del día recogía la propuesta de cancelación anticipada de deuda con entidades financieras que asciende a 36.905.000 euros y que contó con la abstención de En Común

RUBÉN FARIÑASLeón

La Diputación de León ha vivido una jornada «histórica». El pleno ha ventilado de un ‘plumazo’ la deuda de la institución provincial y le ha retirado todos los honores del Franquismo.

El quinto punto del día recogía la propuesta de cancelación anticipada de deuda con entidades financieras que asciende a 36.905.000 euros. En las próximas fechas, quedarán subsanados 32 millones y lo restante quedará pendiente al estar penalizado hasta el año que viene.

Los diputados han instado al equipo de gobierno a que el cumplimiento con la deuda de 32 millones de euros sirva para invertir y nivelar las desigualdades económicas entre todas las comarcas.

La moción ha contado con la abstención de En Común porque «defendemos invertir en vez de cancelar deuda»; algo que no han compartido el resto de diputados, incluido el presidente, que motivaba esta acción en que liberar deuda «nos permite invertir y no tener que pedir esfuerzos a los ayuntamientos».

Sin rastro del Franquismo

Consenso total del plenario en la retirada de honores al dictador Francisco Franco. Los grupos han reconocido la agilidad de la Diputación para cumplir la Ley de Memoria Histórica y retirar las medallas y conmemoraciones.

Desde En Común se calificó este hecho como «histórico» por permitir que muchos leoneses recuperen «la dignidad por los daños ocasionados por este genocidio o las torturas sufridas en la provincia».

De humor negro quiso tirar Matías Llorente, de UPL, para recordar que los reconocimientos «tendrán que pedírselos» a Pocholo y buscarle el lado más ‘positivo’ a esta moción: «Lo mejor de esto es que Franco se murió y el que le sucedía voló».

El vicepresidente ha señalado que esta medida trata de «cumplir con la ley» y poner fin a una etapa pasada en la institución.

En otro orden de cuestiones, Juan Martínez Majo ha instado a los municipios y juntas vecinales a dejar de modificar los Planes de Obras, catalogándolo de «cachondeo» y advirtiendo de que se exigirá una mayor motivación para próximas ocasiones.

Fotos