El pleno echa abajo la urgencia de la moción para anular las obras en Ordoño II y el PP exige el pago de la deuda a la concesionaria del párking

Imagen del pleno de este viernes. / Sandra Santos

El equipo de Gobierno reconoce una deuda total de más de 600.000 con la empresa que acometerá un adecentamiento al que se han opuesto, vía moción, PSOE y UPL

DANI GONZÁLEZ

No a la urgencia para anular el adecentamiento de Ordoño II en busca de una peatonalización. Esto es lo que ha decidido el pleno del Ayuntamiento de León, que este viernes ha rechazado la petición de urgencia solicitada por UPL y PSOE para paralizar la obra actual en busca de modificar el plan por una peatonalización.

Los motivos esgrimidos por los portavoces socialista y leonesista, José Antonio Diez y Eduardo López Sendino, no han sido suficientes para variar la opinión de PP y Ciudadanos, que votó en contra, ni la de León en Común y León Despierta, que se abstuvieron.

Tanto PSOE como UPL pidieron la urgencia porque «la obra ya está en marcha», recordaron que la empresa concesionario de la actuación «tiene deudas con el Ayuntamiento de León» y creen que esta obra sería un despilfarro «porque tarde o temprano habrá que acometer esta peatonalización».

El portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, ha reconocido que se ha exigido a la empresa concesionaria «el proyecto de ejecución de las obras a realizar, la copia de póliza seguro, la justificación del depósito de garantía definitiva que asciende a 265.000 euros, la documentación judicial final y la justificación del ingreso de 489.000 por deuda del anterior» de manera inmediata.

Protesta de las empleadas del servicio municipal de ayuda a domicilio. / D. G.

Gersul y las retribuciones municipales

En otro orden de cosas, sí se ha aprobado la urgencia de la moción planteada por el PP para enviar varias dudas a resolver por parte del Consejo Consultivo de Castilla y León sobre Gersul. Estas preguntas datan sobre si los estatutos de la mancomunidad están «adaptados a la legislación vigente», si es «una entidad local» y si tiene «competencias para realizar contrataciones temporales».

La unanimidad ha reinado en el Salón de Plenos con la modificación de la ordenanza que regula las tarjetas de estacionamiento de vehículos para personas con movilidad reducida.

Solo en este punto hubo acuerdo total, ya que la modificación extrajudicial de créditos y la modificación de los mismos no obtuvo la aprobación de León en Común y León Despierta porque «se retiran partidas de aspectos sociales» que ellos consideran «importantes». Estos dos grupos municipales tampoco dieron su voto favorable a la aprobación del incremente del 1% en las retribuciones de los concejales con dedicación exclusiva y en el personal de confianza, que salió aprobado con el apoyo del resto de grupos.

El pleno, además, contó con la protesta de las empleadas del servicio municipal de ayuda a domicilio, que presenciar en el salón de plenos la sesión con lemas en su indumentaria reclamando sus derechos.

Fotos