El pleno aprueba los presupuestos con el apoyo de PP y Ciudadanos y las críticas de la oposición

Imagen del pleno municipal. / Sandra Santos/Campillo

PSOE, León en Común, León Despierta y UPL votan en contra acusando al equipo de Silván de haber «pasteleado» con C's | Desde la formación naranja se asegura que «Ciudadanos apoya cuando se hacen las cosas bien y critica cuando se hacen mal»

NACHO BARRIOLeón

El pleno del Ayuntamiento de León ha aprobado los presupuestos contando con los votos favorables de PP y Ciudadanos y la oposición del resto de grupos. Durante la sesión celebrada este jueves, la oposición fue especialmente crítica con el camino que han seguido las cuentas, cuya aprobación se ha retrasado debido a un requerimiento de Hacienda.

Abría fuego el portavoz popular Fernando Salguero, que defendió llevar hasta el pleno «un presupuesto realista que genera tranquilidad y certidumbre desde el respeto al plan de ajuste». Así, desgranó que las cuentas llegaban a la sesión con un incremento «de más de dos puntos respecto al anterior», con unas «líneas maestras basadas en los leoneses». También quiso señalar que «se han reforzado las políticas sociales para los que más lo necesitan, con un aumento en las partidas del 9,30%».

El portavoz socialista José Antonio Diez ha acusado en su turno al equipo de Antonio Silván de «ocultar» los requerimientos del ministerio, al tiempo que señaló a éstos como culpables de «consolidar el déficit de gestión». Diez avanzó que «cuando acabe el mandato habrán manejado 550 millones, y estos últimos 145 no mejorarán en nada la vida de los leoneses».

Así, apuntillando las palabras de Salguero, el socialista criticó que «estas cuentas dan estabilidad y certidumbre, pero a Silván, para acabar el mandato con tranquilidad».

Por su parte desde el grupo Ciudadanos, con los que los populares pactaron el presupuesto, defendieron en la voz de Gemma Villarroel que la formación «asume la responsabilidad de aportar estabilidad, pero este año ha habido un grave error del PP que nos ha obligado a este retraso».

En su intervención, la portavoz culpó a gobiernos anteriores «del bipartidismo del periodo 2004-2010» de la deuda contraída por el Ayuntamiento. Defendiendo su apoyo a las cuentas, Villarroel esgrimió que «Ciudadanos apoya cuando se hacen las cosas bien y critica cuando se hacen mal, porque queremos hacer las cosas de forma correcta».

Tras negociar «duramente» con el gobierno local, la portavoz dijo que «estamos satisfechos».

Desde la izquierda, Oscar Fuentes (León Despierta) acusó a Fernando Salguero de «elevar la presión fiscal sobre los leoneses para cuadrar las cuentas», señalando que «tocará ver qué pasa con algunos de sus proyectos, como la capital gastronómica, que empieza a tener goteras». La portavoz de León en Común criticó que «esta incompetencia se debe a que no tienen ningún respeto a las personas», manteniendo que no se ha tomado en cuenta «ninguna de nuestras enmiendas».

Especialmente crítico fue Eduardo López Sendino (UPL), que apuntó a que «El PP vende palabras huecas y vive de las ocurrencias de Ciudadanos, que actúa como una mantis religiosa». Igualmente, señaló que los presupuestos son un "pasteleo" entre ambas fuerzas.

El concejal de Hacienda, Agustín Rajoy, quiso contradecir al portavoz socialista al estimar que «en gobiernos anteriores del PSOE se gastaban al año 56 millones de euros sobre lo poco que se ingresaba».

Contenido Patrocinado

Fotos