La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública apoya el movimiento por las pensiones

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública apoya el movimiento por las pensiones

Consideran que, al igual que la sanidad pública, son especios que expresan «la avaricia antihumana de las entidades financieras»

LEONOTICIAS

La Coordinadora de Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León han mostrado su pleno apoyo a las reivindicaciones del movimiento en defensa de un sistema de pensiones digno y de carácter público.

«El sistema de pensiones público, al igual que el Sistema Sanitario Público, son espacios en los que se expresan de forma cruda y antihumana la avaricia y el afán de enriquecimiento de las entidades financieras, a costa del sufrimiento y pérdida de calidad de vida de la gente del común», señalan.

Consideran que «la aparición de las políticas neoliberales en los años setenta del pasado siglo, vinculadas a los sectores más reaccionarios del capitalismo internacional, empezaron a cuestionar, de forma interesada y manipuladora, la viabilidad de los servicios públicos, muy especialmente pensiones y sistema sanitario, con la finalidad de abrir procesos, que se demostraron absolutamente traumáticos e ineficaces, de privatización».

«No hay alternativa para la vida, a partir de la jubilación, que un sistema de pensiones dignas. Y no hay mas alternativa para un sistema de pensiones digno, que un sistema de pensiones publico y garantizado por el Estado. Las experiencias de sistemas de pensiones privados han sido un auténtico fiasco, un gran timo a la población, como tantos otros que vienen de las entidades financieras privadas (preferentes, hipotecas…). Los gobiernos, las administraciones, sobre esas bases conceptuales, absolutamente indiscutibles desde la perspectiva de la gente del común, lo que tienen que hacer es ponerse a trabajar para que ello se materialice», explican.

Señalan que «no tienen ningún problema en transferir decenas, centenares de miles de millones de euros de los recursos públicos al sector privado, especialmente al financiero». «Pues ahí es donde deberían evaluar las utilidades de tales operaciones para el conjunto de la sociedad, que por supuesto son inexistentes. Eso es lo que no es sostenible, ni viable. Un gobierno que no es capaz de garantizar el sector público, es decir lo que es de todas y todos; y que solo ampara a las grandes compañías privadas, es decir a muy pocos, no merece sobrevivir», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos