La plataforma en defensa de la Sanidad Pública de León denuncia el incumplimiento «sistemático» de la Ley de Incompatibilidades

Manifestación en defensa de la sanidad pública./César Sánchez
Manifestación en defensa de la sanidad pública. / César Sánchez

El colectivo remite una carta a Sáez Aguado en la que le reclama que asuma su responsabilidad y que adopte «las medidas necesarias» ante esta situación

LEONOTICIAS

La plataforma en defensa de la Sanidad Pública de León ha remitido una carta al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, en la que se denuncia el incumplimiento «sistemático» de la Ley de Incompatibilidades en el sistema sanitario de Castilla y León.

El colectivo denunció que la Junta no está velando ni exigiendo «con suficiente rigor» el cumplimiento de esta norma para el personal médico especialista, por lo que reclamó al consejero que asuma la responsabilidad que le corresponde y que adopte las medidas «necesarias» para evitar esta situación.

En la misiva remitida, la plataforma informó de que está realizando un análisis de la situación que genera «la falta de regulación de la dedicación exclusiva y el incumplimiento de la Ley de incompatibilidades» fundamentalmente en el colectivo del personal médico especialista que presta servicios en la Sanidad Pública.

En este sentido, y aludiendo a las leyes vigentes, recordaron que no está permitido ejercer a la vez una profesión en el sector público y otra en la empresa privada «cuando la actividad privada esté relacionada de forma directa con el que se desarrolla en la administración» y tampoco cuando el desempeño de la actividad privada «compromete la imparcialidad e independencia de la clase trabajadora del sistema público», menoscaba el cumplimiento de sus deberes o perjudica los intereses generales.

Esta normativa implica también que los posibles casos de una compatibilidad laboral debieran ser «muy excepcionales» pues en el caso de estos profesionales, mientras no haya «una transparencia total, una información completa y detallada de la actividad profesional desempeñada por el personal médico especialistas en la sanidad pública y de la actividad compatibilizada en el sector privado, no se puede demostrar de forma objetiva que la actividad privada no pueda impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de sus deberes o comprometer su imparcialidad o independencia», incidieron.

Por otra parte, cuando lo que se hace es prestar los mismos servicios en ambos sectores y están dirigidos a los mismos potenciales usuarios es, a juicio de la plataforma, evidente que se puede prever «un conflicto de intereses entre ambas actividades con un evidente perjuicio para la sanidad pública», declararon. De hecho, según cifras recientes a las que aludió el colectivo, es posible cifrar en un 39 por ciento el número de médicos especialistas que trabajan a la vez en la medicina pública y en la privada.

Fotos