La plantilla de San Marcos vive con «preocupación e incertidumbre» su futuro tras el cierre del parador este viernes

Imagen del proyecto del Hostal Parador de San Marcos./leonoticias
Imagen del proyecto del Hostal Parador de San Marcos. / leonoticias

La reunión de la comisión mixta de la pasada semana fue un «jarro de agua fría» ya que la empresa mantiene en suspenso el ERTE que debía comenzar el 1 de enero

RUBÉN FARIÑASLeón

El Hostal Parador de San Marcos tiene previsto cerrar sus puertas este viernes. Esta situación no sólo afectará a los huéspedes y visitantes que se alojen tras sus muros, también lo hará con el centenar de trabajadores con los que cuenta el hotel de lujo.

Hasta el momento, la plantilla está viviendo con «preocupación e incertidumbre» su futuro laboral con motivo del inicio de las obras que no estarán completamente culminadas hasta febrero de 2020 –aunque esperan que una parte parcial del recinto se pueda abrir en primavera de 2019-.

«De momento nos han dicho que las puertas se cierran y que nosotros estemos tranquilos», explica el portavoz del comité de empresa de UGT. A pesar de ese mensaje, se mantienen a la espera y «sin saber nada» de forma oficial sobre las intenciones de los propietarios.

«Un jarro de agua fría»

La última reunión de la comisión mixta se celebró el pasado 5 de diciembre y ésta supuso «un jarro de agua fría» porque la decisión ha sido mantener en suspenso el Expediente de Regulación Temporal de Empleo cuya previsión de inicio era el 1 de enero y que afectaría a la plantilla fija, compuesta por 82 trabajadores.

«La mayoría tiene vacaciones del 16 de diciembre al 1 de enero y ese día, si no nos dicen nada, tendríamos que volver al trabajo», informa el portavoz de Comisiones Obreras.

El periodo máximo que recoge la ley para informar de la aplicación del ERTE es de 15 días más una semana de margen y los plazos de esa fecha ya han llegado. Por ello, la preocupación empieza a ser latente en la plantilla.

Negociación por el parking

Uno de los motivos esgrimidos por los propietarios del hostal, según el comité de empresa, para no haber abordado la situación de los trabajadores es la negociación por el parking subterráneo situado en la parte trasera del parador.

El objetivo es adquirir más de un centenar de plazas, actualmente de titulación pública, para que pasen a formar parte de San Marcos una vez que reabra sus puertas entre 2019 y 2020.

Los trabajadores más jóvenes llevan 10 años en el Parador de San Marcos. Entre la plantilla fija hay personal en una pinza de edad de 40 a 60 años y todos ellos se encuentran en un ‘stand by’ de «total incertidumbre y sin saber que hacer».

En un principio se habló de que el hostal cerraría el 30 de septiembre. A mediados de julio se les comunicó que, por problemas de protocolo y con los proyectos de reforma de Patrimonio, el cierre no llegaría hasta el 15 de diciembre y entonces entrarían en un periodo de vacaciones.

«A día de hoy no sabemos nada; hay total incertidumbre y estamos sin saber qué hacer». En la esperanza de los trabajadores está que en las próximas fechas se haga efectivo el ERTE, el primer día del año entren al Servicio de Desempleo cerca de dos años, que las obras tengan una duración aproximada de 18 meses y tratar de negociar con la empresa una ayuda económica.

Contenido Patrocinado

Fotos