El pequeño comercio de León no se recupera de la profunda crisis y pide medidas de apoyo a la Junta

El pequeño comercio de León no se recupera de la profunda crisis y pide medidas de apoyo a la Junta

La Asociación de Comerciantes y Hosteleros ‘León Centro’ alerta de que León es la provincia que más autónomos ha perdido y pide medias urgentes a la administración para frenar la grave tendencia

LEONOTICIAS

La Asociación de Comerciantes y Hosteleros León Centro presenta un balance negativo sobre el “delicado estado de salud” del pequeño comercio en León.

El sector del comercio es, con notable diferencia, el que más autónomos acumula en España, cerca del 25% del total, y al mismo tiempo es al que más ha castigado la crisis, sin que en tiempos de recuperación económica haya logrado aún reponerse. En términos generales, mientras el gasto de las familias ha crecido, la tienda tradicional ha retrocedido en sus ingresos.

“El pequeño comercio ejerce una competencia desigual con las grandes y medianas superficies, ha retrocedido en todos los ámbitos”, destaca la presidenta de León Centro, Ana Rodríguez Cañedo, quien apunta al aval de una legislación que no limita horarios en los días de apertura autorizados, y a la proliferación de plataformas online con una agresiva venta como otro de los elementos que más devoran al comercio de proximidad.

León Centro alerta de la severa situación, ya que un sinfín de autónomos del pequeño comercio no ha podido más y ha tenido que cerrar sus negocios. “No nos queda otro remedio”, dice Rodríguez Cañedo, “que pedir a la Junta de Castilla y León, y al Ayuntamiento de León que tomen nota y medidas, ya que las competencias están en sus manos”.

La asociación empresarial pide una reflexión en profundidad. “Es habitual que la gente, sobre todo los políticos, piensen que no se puede limitar la iniciativa empresarial respecto a la implantación de grandes superficies, que forma parte del desarrollo, pero está claro, al menos en León, que ese supuesto desarrollo sólo ha traído la quiebra de negocios y el éxodo de jóvenes por falta de empleo y oportunidades, y acabará por convertir a las ciudades en desiertos”, asegura la presidenta de la asociación.

Ana Rodríguez Cañedo muestra firmeza a la hora de pedir que se preste ayuda al comercio tradicional, con limitaciones a la implantación de grandes superficies. “No necesitamos más grandes superficies que a cambio de un puñado de puestos de trabajo terminen abocando a la capital de la provincia a ser una ciudad fantasma. Nadie viene a visitar León para conocer un centro comercial o gran superficie, que son clones en todo el mundo, y sí quieren conocer una ciudad con luz y actividad comercial que la diferencia del resto”.

En el mismo tono crítico, Rodríquez Cañedo apunta a la legislación española para que las ventas por internet tengan un mayor control y paguen impuestos en la ciudad desde donde se hace la compra. En este sentido apeló a la concienciación de la población para corregir estos graves problemas “que no sólo afectan a los comerciantes sino a la ciudadanía en general”.

Contenido Patrocinado

Fotos