Pedro Sánchez se compromete en León a que si gobierna «la banca pagará parte de las pensiones»

Pedro Sánchez, durante la asamblea abierta. / Sandra Santos

El líder socialista protagoniza una asamblea abierta en la capital, donde la militancia preguntó sobre cuestiones relativas a pensiones, dependencia y estado del bienestar

NACHO BARRIO

La última vez que visitó León, en pleno fragor de las primarias socialistas, el Pabellón La Torre de la capital fue el escenario de su mitin de campaña. Una elección con la que dio un paso más en el objetivo (cumplido) de ser el líder de todos los socialistas, por lo que repetir foro no parecía una mala idea. Y así lo hizo.

Con la cuestión de las pensiones a debate, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llegaba al pabellón recibiendo la calurosa bienvenida de la militancia leonesa, que juntó a varios centenares de simpatizantes para celebrar una asamblea abierta sobre el futuro de esta parte del sistema del bienestar.

El encargado de abrir fuego no fue otro que el líder de los socialistas leoneses, Javier Alfonso Cendón, que recordó la «complicada situación por la que pasa la provincia», haciendo especial hincapié en los dos grupos de población que, a su juicio, más se han visto afectados por la reciente crisis económica: la juventud y los pensionistas. «Somos exportadores de juventud, la provincia no ofrece un futuro», lamentaba Cendón, al tiempo que añadía que «tenemos que reconocer siempre el gran esfuerzo que han hecho durante su vida los pensionistas».

El secretario provincial ofreció tres propuestas a Pedro Sánchez: El Instituto Nacional de Montes, el Laboratorio Nacional de Sostenibilidad «y una propuesta clara y firme con las cuencas mineras». Al tiempo exaltó la figura del secretario general, gracias al que «hoy tenemos la alternativa, que tiene que pasar por reivindicar lo que somos y lo que hemos hecho durante nuestros gobiernos, la democracia, la política con mayúsculas».

Cogía el testigo su homólogo autonómico, Luis Tudanca. Desde un sanchismo nunca escondido, el secretario general del PSOE-CyL reivindicó el carácter de Pedro Sánchez. «Siempre pisa el barro y mira cara a cara, no como Rajoy, del que dudamos que vaya a venir», en relación a la visita anunciada por el presidente del Gobierno para este mes de enero.

Ciñéndose al tema del debate, Tudanca denunció los «bajos salarios que sufre la Comunidad», entendiendo que «si no hay sueldos dignos, no podrá haber pensiones dignas». Igualmente expuso que «vivimos en Castilla y León, un lugar donde uno de cada cuatro habitantes es pensionista».

Era el turno de Pedro Sánchez. No dudó el líder de los socialistas en comenzar dejando claro un postulado que ya mantenía en su discurso de primarias: «La única izquierda que puede ganar a las derechas del PSOE y Ciudadanos es el Partido Socialista», defendió, en una afirmación sobre la que volvería con frecuencia y sobre la que articula un discurso para posicionar al partido de cara a los futuros comicios de 2019.

Criticando la deriva independentista en Cataluña, apuntando a Puigdemont y su «investidura por Skype», Pedro Sánchez la necesidad de «recuperar el contrato social que hoy está roto», gracias al que «los jóvenes puedan estudiar sin que cada gobierno de turno cambie el sistema educativo». En este sentido, fue especialmente crítico al llamar a sus bases. «No podemos asistir resignados a que nos desmantelen lo que nos ha costado tanto construir durante cuarenta años. Las pensiones de hoy están siendo pagadas con lo que van a cotizar las generaciones futuras», denunció.

Y llegó el momento de señalar a un actor social que debe «arrimar el hombro»: La banca. «Queremos que aquellos que fueron rescatados trabajen para rescatar el sistema público de pensiones», defendió el líder socialista, añadiendo una promesa futura. «Cuando lleguemos al Gobierno, la banca pagará también parte de las pensiones de este país».

Pedro Sánchez respondió a numerosas cuestiones -de un minuto máximo de duración- planteadas de viva voz por los presentes y relacionadas con temas tan diversos como las pensiones de los políticos, las propuestas para evitar la fuga de talento juvenil o la Ley de Dependencia.

Contenido Patrocinado

Fotos