El Parque Tecnológico de León cumple una década con 26 empresas y alrededor de un millar de empleos

El Parque Tecnológico de León cumple una década con 26 empresas y alrededor de un millar de empleos

La crisis frenó las previsiones que en 2010 cifraban ese número de trabajadores y 80 industrias

ELENA F. GORDÓN

Con cerca de tres cuartas partes de sus 32 hectáreas ocupadas por un total de 26 empresas, según el registro más reciente facilitado por la Junta, el Parque Tecnológico de León cumple una década desde su inauguración. Lo hace en una fase de crecimiento que podría incrementar los cerca de un millar de empleos con los que cuenta en la actualidad.

Totalmente urbanizado, su edificio de usos múltiples tiene una superficie de cerca de 6.000 metros cuadrados que alberga 33 oficinas en régimen de alquiler y la sede provincial del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León. El resto de la superficie industrializada acoge, según se subraya desde la administración autonómica, “un polo tecnológico de primer orden, en relación a la biotecnología y farmacia, así como en empresas de ciberseguridad y nuevas tecnologías, además de contar con la colaboración de entidades e instituciones públicas”.

Investigación y desarrollo de procesos químicos y biológicos, fabricación de productos farmacéuticos, servicios de ingeniería, consultoría informática, análisis agroalimentario y medioambiental, tecnología de la información, consultorías, elaboración de productos biosimilares, gestión energética e instalación de redes y control de acceso aportan el grueso de la actividad que se desarrolla en el Parque. Las plantillas, de las que casi el 70 por ciento son titulados universitarios, presentan una edad media de 35 años.

Situado al suroeste de la capital, en terrenos de la pedanía de Armunia cedidos por el Ayuntamiento de León, dispone de fácil acceso tanto a la autopista de Astorga como a las autovías de Benavente y Burgos. Su puesta en marcha se llevó a cabo tras una inversión pública de 25 millones llevada a cabo por la Junta y otros tantos aportados por la iniciativa privada. Arrancó con una ocupación de algo más del 40 por ciento del espacio disponible y unas optimistas previsiones que fueron bruscamente frenadas por la crisis.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, vaticinó en el acto inaugural que presidió hace ahora dos décadas acompañado del entonces alcalde de León, Francisco Fernández, del vicepresidente y consejero de Economía, Tomás Villanueva, del consejero de Fomento, Antonio Silván, y de la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, que en 2010 el recinto acogería “al menos 80 empresas, 80 proyectos empresariales de carácter innovador que den al menos empleo a 1.000 personas de alta cualificación en el corazón de León en un espacio de alta calidad y perfectamente comunicado”.

Burgos y Boecillo

Después de casi dos décadas de espera, el Parque Tecnológico burgalés, en proceso de 'gestación', ocupará 128 hectáreas propiedad de los ayuntamientos de la capital y Cardeñajimeno, tras un desembolso de 37,3 millones. El presupuesto de la Junta para este año dedica una partida de 6,4 millones a las labores de urbanización, que sufren una demora por la situación de la empresa que iba a acometer las obras.

El hermano mayor, de edad y de tamaño, del Parque leonés, el vallisoletano de Boecillo -puesto en marcha en 1992-, acumula un centenar de empresas y dos centros tecnológicos. Situado en el municipio del mismo nombre, tiene una superficie de 110 hectáreas y es, para el Instituto para la Competitividad Empresarial “el referente del suelo industrial de última generación en Castilla y León”. Tras una drástica reducción en los últimos años, la cifra de empleos ronda los 3.000.

Contenido Patrocinado

Fotos