Estas son las 10 palabras leonesas ‘más formosas’

Tras una avalancha respuesta de la ciudadanía, la Asociación Faceira selecciona la decena de palabras que representarán a León en el ‘Pabellón Europeo de las Lenguas’ | Entre ellas, no podían faltar prestar o filandón

Las 10 palabras más formosas. / Inés Santos
A. CUBILLASLeón

Carral, facera, rebutir, sarrio, baburrina, encetar, dedas, cucear, emburriar... son sólo algunas de las palabras que conforman parte del diccionario leonés, expresiones, dichos que, quien más o quien menos, se utilizan con asiduidad en los hogares de León, en la mayoría de los casos, sin saber su procedencia.

Porque aunque para muchos hablar del llionés se hablar de una lengua de minorías, prácticamente extinguida, la realidad es que son muchas las palabras, los dichos y las expresiones que se emplean en el día a día que son puramente leonés.

Tantas, que resulta casi una misión imposible realizar una selección de diez. Un objetivo complicado, más aún, cuando se solicita la colaboración de los ‘paisanos’ y su respuesta es “abrumadora” y rompe las mejores expectativas.

Es el resultado promovido por la Asociación Faceira que hace un mes lanzó una campaña en redes sociales para elegir las palabras leonesas 'más formosas' que representarán a León en el ‘Pabellón de las Lenguas’ que, del 30 de marzo al 28 de octubre, se celebrará en Ljouwert (Países Bajos), en el marco de la capitalidad europea de la Cultura.

Una actividad impulsada por el colectivo de promoción de la lengua frisia Afûk y que busca dar visibilidad a la diversidad lingüística en Europa. De esta forma, decenas, cientos de palabras flotarán en este pabellón, donde no faltará la representación leonesa.

Decenas, cientos fueron las propuestas que recibieron los representantes de la Asociación de Faceira que, tras un intenso trabajo de análisis, ya ha procedido a las 10 palabras que representarán el llionés en Europa.

Más votadas, costumbres y más bellas

Xairu López, vicepresidente de Faceira, señala que para llevar a cabo la selección se ha tenido en cuenta tres criterios. El primero de ello, se ha seleccionado a las palaras más votadas y las agraciadas han sido prestar (gustar, agradar) y telar (máquina para tejer, trasto, objeto inservible).

El segundo de ellos, desde Faceira han apostado por elegir aquellas palabras que hicieran referencia a antiguas costumbres leoneses, y por ello, recuerdan, no podían faltar facendera (hacendera) (trabajo común), filandón (reunión nocturna de mujeres que se juntaban para hilar, coser y tejer en torno al fuego) y llariega (hogar, sitio donde se hace fuego en la cocina).

Las cinco últimas palabras fueron seleccionadas por su belleza, su sonoridad y su singular. Y bajo este criterio se apostó por fervienza (cascada de agua), llumbreiru (rama de brezo, sistema antiguo de iluminación en las zonas rurales leonesas), panxulina (mariposa), señardá (melancolía, nostalgia, sentimiento de soledad) y xeitu (estilo, arte, gracia).

“Han sido cientos y cientos de personas las que se han volcado con esta iniciativa, a través de las redes sociales y directamente contactando con nosotros”, asegura Xairu López, que, a pesar de reconocer que se han encontrado “desbordados”, no oculta la satisfacción que ha despertado este concurso.

Un tesoro que se muere

Al fin de cuentas, remarca, es una muestra de que el leonés es una realidad viva, que forma parte activa de todos los leoneses, “que no ocultan el apego que sienten hacia su lengua tradicional. Por ello, no podemos dejar que se muera”.

Un concurso que, según remarca, debe ser entendido como una llamada de atención a las instituciones para que tomen buena nota y pongan en marcha mecanismos que eviten que la muerte de esta lengua. “El tiempo corre en nuestra contra. Estamos a punto de perder un tesoro de incalculable valor”.

Iniciativa a la que le seguirá una tanto o más interesante. La Asociación Faceira ya trabaja en la publicación de un diccionario bidireccional y que se complemente con los cursos y las diversas publicaciones que llevan a cabo anualmente. “Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para preservar nuestra lengua”, concluyó López.

Temas

Europa

Contenido Patrocinado

Fotos