El padre de Leopoldo López lanza desde León un grito de auxilio por una Venezuela libre y recuerda que protestar no es un crimen

Leopoldo López Gil se reúne con el alcalde y el vicealcalde de León. / I. Santos

El alcalde de León traslada el apoyo y la solidaridad de todos los leoneses con los venezolanos durante un encuentro marcado por el dolor y el desconsuelo

A. CUBILLASLeón

Lágrimas por Venezuela en León. Las mismas que se han dejado ver en los ojos del padre del opositor venezolano Leopoldo López; las mismas que no pudo contener al recordar cómo León, como tantas y tantas ciudades de España y del mundo entero, se han convertido en refugio de sus paisanos.

Leopoldo López Gil ha mantenido este jueves un encuentro con el alcalde de León, Antonio Silván, para trasladar la grave crisis económica, social y política que vive un país en el que el 85% de la población no tiene acceso a los medicamentos y más del 50% de los niños sufren desnutrición.

Un país que sufre hambrunas, donde hay importación ni exportación como consecuencia de un gobierno que en lugar de atender las necesidades del país prioriza el pago de las deudas financieras y utiliza los dólares para el pago de la deuda en lugar de para la compra de alimentos y medicinas.

Un encuentro en el que el dolor envolvía cada una de sus palabras con las que intentaba radiografiar la grave situación que atraviesa un país que, según recordó, durante 40 años fue ejemplo de democracia, la primera que se instauró en Sudamérica.

Lamentablemente, recordó, hoy se ha instaurado una oligarquía que desconoce la voluntad popular, que ha matado de hambre e inseguridad al pueblo y que ha matado a las esperanzas dela juventud de un mejor futuro; un gobierno que ha provocado que cada año se sucedan 30.000 asesinatos y que 645 personas estén presos por sus palabras.

“Junto a mi hijo otras 644 personas se encuentran en prisión o en arresto domicilio solo por pensar distinto a ellos. No hay crimen en protestar o en manifestar. Sin embargo, en Venezuela es causa suficiente para ir a las rejas. Es el legado que nos ha dejado el chavismo y que ha potenciado el señor Maduro y que estamos viendo en los últimos años como algo usual”.

Una trágica realidad que ha conmovido al alcalde de León que ha mostrado su apoyo y el de todos los vecinos de León con el pueblo venezolano. “Le traslado el apoyo de la ciudad de León y de los leones a su causa. Leopoldo López es el padre coraje de los derechos humanos y ante ello debemos dar un paso adelante”, remarcó Silván, que trasladó toda la solidarizad de León con el pueblo venezolano.

Un encuentro marcado por la añoranza y el recuerdo de los tiempos pasados, aquellos en los que Leopoldo López Gil y su mujer disfrutaron de una luna de miel en el Parador de San Marcos, al que, según señaló, confía poder regresar dejando atrás una Venezuela libre y democrática.

Contenido Patrocinado

Fotos