La OTAN reclama en León a los países recuperar los niveles de gasto en seguridad

Miguel Aguirre de Cárcer (D), embajador representante permanente de España en la OTAN, con el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo (I)./Peio García
Miguel Aguirre de Cárcer (D), embajador representante permanente de España en la OTAN, con el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo (I). / Peio García

Aseguran que es necesario «porque la protección de los ciudadanos lo exige» y para impulsar el crecimiento económico | León celebra las I Jornadas sobre Seguridad y Defensa

S. GALLOLeón

El embajador representante permanente de España en la OTAN, Miguel Aguirre de Cárcer, hizo un llamamiento hoy a los gobiernos para que se detenga la reducción de los presupuestos en materia de seguridad para ir recuperando paulatinamente niveles mayores de gasto en esta materia “porque la protección de los ciudadanos lo exige”. Además, consideró que para que exista prosperidad y una economía en crecimiento “es necesario que exista seguridad”.

Aguirre de Cárcer participó esta tarde en León en las I Jornadas sobre Seguridad y Defensa organizadas por el Colegio de Economistas de León, en la que se abordó ‘la dimensión internacional de la seguridad nacional’. En este encuentro, Aguirre recordó que desde el año 2007 y hasta 2014 los presupuestos en materia de seguridad se han reducido en porcentajes que pueden llegar incluso al 30 por ciento, pero con las nuevas amenazas del terrorismo yihadista estimó la necesidad de revertir esta tendencia “por el incremento de los riesgos”.

Además, recordó que todos los países de la OTAN menos cinco se encuentran por debajo del objetivo del dos por ciento fijado, mientras que España se encuentra “en la regla general más que en la excepción” porque los presupuestos en defensa como consecuencia de la crisis económica o de prioridad de atención a determinados ámbitos, también se redujeron notablemente en los últimos años.

Un instante del encuentro mantenido con las autoridades.
Un instante del encuentro mantenido con las autoridades. / Peio García

OTAN

De cualquier forma, Aguirre puntualizó que España es un país que “no sale bien parada” en comparación con otros países de la OTAN. “Igual en porcentaje otros países gastan más dinero en defensa, pero España tiene unas capacidades militares de tecnología punta y una clara voluntad de ponerlas a disposición de la OTAN, Naciones Unidas y la Unión Europea para contribuir”, explicó. Además, insistió en que los efectivos militares, bien sean buques, aviones o las unidades del Ejército de Tierra, se encuentran permanentemente activas “para reforzar la defensa colectiva”.

Con el terrorismo como una de las principales preocupaciones en materia de seguridad, Aguirre relató cómo España tiene una experiencia que ha utilizado ahora para adaptarse a la nueva amenaza que “no es tradicional” sino que es “una amenaza asimétrica” que no llega por parte de un Estado sino de grupos terroristas “normalmente ligados entre sí y que forman una red”. Ahí es donde la OTAN puede contribuir para que los países estén mejor preparados, puedan prevenir mejor un posible ataque o se encuentren más atentos ante acciones que puedan llegar a conducir a un atentado. “La amenaza terrorista no es una amenaza militar en el sentido tradicional del término, y la OTAN es una organización militar”, declaró.

Es la cooperación policial entre las naciones lo que supone “el primer instrumento de prevención y de actuación frente al terrorismo”, si bien la OTAN, que posee unas capacidades distintas, puede hacer “una contribución”, algo que España está poniendo en valor desde hace años para mejorar aún más esa aportación.

Un instante de la charla de este jueves.
Un instante de la charla de este jueves. / Peio García

Los cambios tecnológicos también están muy presentes en materia de seguridad y la OTAN “cada vez presta más atención” para lo que se denomina ‘guerra híbrida’ porque “no es una guerra tradicional” sino que se están empleando otras armas, y los ciberataques son algunas de las más frecuentes. Además, Aguirre explicó que generan la dificultad de que resulta “bastante difícil” atribuir el origen de ese ciberataque porque la defensa “es relativamente sencilla si es un país serio que está destinando muchos esfuerzos al tema”. Pese a estas dificultades, se ha convertido en un aspecto “esencial” en el ámbito militar porque “defender las redes de mando y control en las unidades militares es esencial para poder defenderse y poder hacer frente a cualquier ataque”, concluyó.

Fotos