Ordoño II 'se desnuda' con la retirada de árboles, plantas y jardineras de la primera fase

Obras en Ordoño II. / Sandra Santos

La arteria de la capital cambiará las antiguas instalaciones por pérgolas para mantener el toque vegetal de la avenida

N. BARRIO / A. CUBILLAS León

Paso a paso, y ahora, árbol a árbol. Ordoño II se va desnudando dentro del plan de obras de la primera fase, en la que se acometerá el tramo entre Santo Domingo y la confluencia entre Alfonso V y Gil y Carrasco. De esta forma la vegetación que pintaba de verde la avenida está siendo retirada para ser llevada al vivero, mientras a la vez desaparecen las grandes jardineras que poblaban la vía. La arteria central de León, ya cerrada al tráfico en su primera parte, afronta metido en harina la gran remodelación que va a sufrir la principal arteria de la capital.

En la actualidad, los trabajos suponen que los vehículos sólo pueden circular por Ordoño hasta la calle Alcázar de Toledo.

Una gran obra, la más importante que junto a la integración del AVE, afronta la capital leonesa en este 2018. Su objetivo, dar solución a los muchos problemas que acarrea Ordoño II desde 1997, cuando tomó forma su diseño actual.

El nuevo Ordoño II contemplará un asfalto que absorberá vibraciones, permitirá la convivencia de vehículos y ciclistas y dará prioridad al peatón, con hasta ocho jardineras verticales en forma de pérgolas.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos