La oposición pasa revista a los dos años de Silván y cree que la ciudad no tiene «proyecto de futuro»

El pleno del Ayuntamiento de León en una de sus pocas unanimidades.

Los portavoces de los cinco Grupos Parlamentarios con representación en el Ayuntamiento de León analizan el ecuador de legislatura y presentan las medidas de urgencia que, según su visión de ciudad, la capital necesitaría

RUBÉN FARIÑASLeón

Juntos suman 17 de los 27 escaños que forman el plenario del Ayuntamiento de León, una mayoría suficiente para tumbar al partido en el gobierno.

Todos coinciden en el fracaso de Antonio Silván durante los dos años que lleva al frente del Consistorio y en que la ciudad ha empeorado, pero sus desavenencias y diferencias políticas son evidentes.

«Son dos años de ausencia total de proyecto», «ha luchado bastante poco por la ciudad», «hay una absoluta falta de planificación», «tienen la formación justa para opinar en un bar», o «no han actuado para obtener un futuro para León». Esas cinco frases corresponden a los cinco portavoces de los Grupos Municipales con representación en San Marcelo. En todas se hace referencia a la gestión del Partido Popular en este bienio, momento que les ha servido para hacer balance.

El balance de dos años de legislatura

El concejal socialista, José Antonio Diez, deja claro su parecer y manifiesta que León «sigue siendo una ciudad con las peores tasas de empleo del país, pérdidas de afiliados a la Seguridad Social y acumula una pérdida de 1.600 habitantes». Por ello califica de «política nefasta» la de Antonio Silván.

El apoyo de los populares en el gobierno, el Grupo Municipal Ciudadanos, tampoco se muestra satisfecho con el balance de legislatura. «El alcalde no ha conseguido avanzar ni un poquito en estos dos años», explica Gemma Villarroel, portavoz del partido naranja, que espera en los próximos dos años una reacción y una mejoría.

En León Despierta critican la «flagrante privatización de lo público». Óscar Fuentes destaca el contrato con Somacyl, la recogida de escombros o el contrato con Acciona entre los pilares y focos donde el Ayuntamiento de León más ha cedido al capital privado. «Por privatizar han privatizado hasta el servicio de bicicletas».

Línea similar argumenta León en Común que detecta todas las políticas llevadas a cabo son medidas «de la política general que lleva el PP». Según Concepción Lucas, el sentido que tienen es de «ciudad gentrificada, con servicios privatizados y sin cuidado de las personas».

El partido leonesista, UPL, comparte balance de legislatura con sus compañeros de la oposición. Eduardo López Sendino hace un análisis que «no puede ser más desolador» de la gestión de Antonio Silván porque «no hemos visto nada en el equipo de gobierno y ningún tipo de actuación».

La primera medida de la oposición

Si cada uno de los cinco partidos que acompañan al PP en el hemiciclo municipal tuvieran la oportunidad de gobernar durante un pequeño periodo de tiempo no dudan en qué medidas tomarían con carácter de urgencia.

Mientras que el PSOE optaría por defender uno de sus proyectos estrella, el centro logístico de Torneros; Ciudadanos buscaría una manera de generar empleo porque «necesitamos que la gente joven se quede aquí, y su talento, para dar vida a una ciudad que no sólo puede vivir del turismo».

Por su parte, León Despierta tiene claro que desprivatizar el servicio de la ORA sería una manera interesante de «recaudar para invertir o rebajar precios de otros servicios». León en Común, siguiendo su perfil más social, pondría la vista, como primera medida, en paliar las situaciones de emergencia social con iniciativas para que la gente «pueda vivir con racionalidad».

Finalmente, Unión del Pueblo Leonés, aprovecharía «no sólo para salir a la calle», sino a toda la provincia y el extranjero para obtener inversión y que León tengan «el debido tejido industrial que se nos ha negado».

El proyecto frustrado por el socio de gobierno: Ordoño

Dentro del balance de la gestión de Antonio Silván al frente del Ayuntamiento de León en el ecuador de su legislatura quedará el frustrado proyecto de peatonalización de Ordoño II.

Con la oposición a favor, una de las promesas electorales se fue al limbo tras la negativa de Ciudadanos a ejecutar esta obra. Hoy, todavía, la portavoz de la formación naranja mantiene su postura: «Escuchamos a todas las partes y la mayoría, menos los hosteleros, no veían la necesidad de esa obra con las carencias que hay en el resto de la ciudad»

El Partido Socialista aprovecha esta cuestión para ‘atizar’ al alcalde. «Es un fracaso más de la gestión de Silván». Diez considera que el primer edil no ha sabido gestionar su gobierno en minoría con unos socios «que son muleta pero no son de fiar». El PSOE incluía ya en su programa esta peatonalización en 2008 y por ello «siempre hemos estado a favor», pero ahora se convertirá «en un asfaltado para que no se muevan las piedras»,

También se posicionó a favor del proyecto León Despierta, por ello Óscar Fuentes destaca que todos los grupos eran proclives a ello, pero el alcalde prefirió «sacrificar el apoyo por quedar bien con sus socios de gobierno». Argumento similar ofrece LeC, quienes destacan la mala gestión de Urbanismo, donde «por fin se habían decidido con la obra y finalmente ni la peatonalizan ni realizan un carril bici, a pesar de la fortuna que va a suponer».

Con más dureza se ha empleado Sendino, de UPL quien culpa directamente a Ciudadanos de que no se desarrolle la obra «más importante para la ciudad» y señala que Silván se encuentra «a los pies de los vaivenes y de cómo se levante Ciudadanos». Esta crítica es rechazada frontalmente por Gemma Villarroel, quien niega «que el PP esté a nuestros pies, ni nosotros a los suyos» y asegura que su grupo ha rechazado propuestas de los populares y apoyado a la oposición en varias cuestiones.

¿Ha empeorado o mejorado la ciudad?

Donde sí se ponen de acuerdo los Grupos Parlamentarios del Ayuntamiento de León es en que la ciudad ha empeorado durante los dos años de Antonio Silván como alcalde.

El Partido Socialista subraya que la capital venía de «una etapa muy gris» y ésta se ha prolongado ahora hacia «el negro», ya que con el paso del tiempo «lo único que se hace es planes de asfaltado y aceras con retraso y no hay ni iniciativas, ni limpieza, ni empresas».

Algo más benevolente, aunque igualmente crítico, el Ciudadanos. «Ha empeorado más que mejorado, pero no todo está mal hecho. Hay cosas como lo social que ha estado bien gestionado», asegura Gemma Villarroel, que ve como ‘humo’ la mejora del empleo, la cual ha llegado acostada sobre un aumento del turismo gracias al AVE.

«La ciudad ha empeorado y empeora, la demostración son los datos demográficos». Ése es el balance que realiza León Despierta al estado en el que se encuentra la ciudad. «Perdemos población, jóvenes, tenemos más mayores, menos tasa de actividad; eso demuestra que la ciudad no mejora», confirma Óscar Fuentes.

De esta cuestión tampoco tiene dudas Concepción Lucas, portavoz de Lec. Desde esta formación confirman que León «ha empeorado porque no ha mejorado evidentemente». Además, León en Común cree que la dinámica de la capital es «mala» y que las personas no interesan «nada» al Partido Popular.

El análisis de Eduardo López Sendino sigue la misma línea que sus compañeros de oposición. «Ha empeorado claramente, por falta de medios técnicos y de personal debido a los recortes». El portavoz de UPL considera que la falta de medidas sociales y las expectativas de futuro para los jóvenes están en el debe del equipo de gobierno.

Fotos