Las obras de Ordoño II serán adjudicadas con una rebaja de 150.000 euros y se ejecutarán por 343.000 euros

Imagen del proyecto de ejecución de Ordoño II.

La empresa Gosadex es la que ofrece mejor oferta de las 18 que se han presentado a la ejecución final de este proyecto

J.C. | J.L.B.León

La remodelación final de Ordoño II tendrá un coste muy inferior al estimado inicialmente por el Ayuntamiento de León en el proyecto de ejecución.

En una adjudicación 'a precio' como la que se afronta en esta ocasión la empresa mejor posicionada para hacer frente a este proyecto es Gosadex quien ha presentada una oferta a la baja por un importe de 343.313 euros.

Con esa estimación de ejecución el proyecto de remodelación de este vial descenderá en 150.000 euros sobre los 495.044 euros previstos en el proyecto inicial, IVA excluído.

Será el próximo jueves cuando la mesa de contratación se cite para analizar las posibles bajas desproporcionadas si las hubiera y proceder a realizar la propuesta de adjudicación.

El proyecto

La Calle Ordoño II, la principal arteria de la capital, vivirá en los próximos meses su tercera gran remodelación. Llegará antes de lo previsto porque inicialmente se estimaba que la vida útil de esta arteria superaría con creces los veinte años que tiene en la actualidad tras la última gran intervención.

Los actuales problemas de Ordoño II nacen en el diseño realizado entonces, que tomó forma en 1997. Fue en aquella obra cuando con el fin de evitar 'pilares interiores' en el aparcamiento subterráneo de tres plantas habilitado en el lugar se decidió situar vigas de 16 metros para sustentar la losa superior.

El planteamiento era el adecuado si, efectivamente, se hubiera limitado el paso de vehículos pero, tras la remodelación, el paso de vehículos se mantuvo de forma regular, las vibraciones se multiplicaron y el efecto sobre la solana de adoquines provocó constantes elevaciones que obligaron a intervenciones reiteradas para reacondicionar el lugar.

Proyecto de los 'jardines colgantes' que se ejecutarán en Ordoño II.

Nueva reforma

Apenas dos décadas después el Ayuntamiento de León acomete una nueva reforma que mantiene como objetivo prioritario hacer una vía más compatible con los nuevos usos (la convivencia de vehículos y ciclistas) además de reducir el uso rodado dando prioridad al peatón.

El nuevo plan contempla un asfalto que absorberá vibraciones y jardines verticales, habrá nuevos materiales, nuevas jardineras un espacio más abierto para el ciudadano y una mejor interacción entre el vehículo y los ciclistas con presencia limitada de los primeros y control de la velocidad.

En su conjunto la nueva obra, hoy pendiente de licitación, conllevará un periodo de ejecución que alcanzará los ocho meses.

Jardineras verticales

Ordoño II contará adicionalmente con ocho jardines verticales a modo de pérgolas que albergarán hidro-jardineras con especies florales y aromáticas.

Una de las características de la actuación pasa por reducir la diferencia de cotas entre acerados y calzada a fin de mejorar la transversalidad entre ambas, si bien se mantiene una clara diferenciación vertical que permita distinguir claramente entre ambas plataformas y modos de transporte (peatonal y rodado).

Esta diferenciación se resaltará cromáticamente entre el color del pavimento asfáltico utilizado y el pavimento pétreo de los acerados.

«Partiendo de la base de que uno de los planteamientos iniciales pasa por resolver definitivamente las patologías generadas por la compatibilidad de usos sobre el suelo (tráfico rodado) y subsuelo (parking subterráneo) mediante la incorporación de un pavimento de mayor flexibilidad capaz de absorber las vibraciones y deformaciones generadas en la estructura que delimita ambos, se propone la sustitución del pavimento existente en las zonas de calzada por un pavimento de aglomerado asfáltico, minimizando, de esta manera, el ruido de rodadura de los vehículos, amén de la mayor flexibilidad requerida frente al adoquinado instalado en la actualidad», se puede leer en el informe para la ejecución de obra.

'Gran pasillo' central

Adicionalmente, y en el objetivo de dotar de mayor estabilidad al tablero existente, se sustituirán los rellenos existentes, se procederá a la nueva impermeabilización del parking en el ámbito ocupado por la calzada o zona de rodadura del vial, y se creará una nueva base para sustituir el pavimento actual de adoquines por una nueva sección rematada por una capa de rodadura de aglomerado asfáltico.

El resultado final, según las previsiones municipales, será la creación de un 'gran pasillo' central en la ciudad que según la idea inicial permite unir la estación de Renfe y su futura integración con la Catedral de León a través de este vial y la zona peatonalizada en la Calle Ancha.

Fotos