La obra de Feve está «entregada y ejecutada» pero se teme que las elecciones retrasen su reapertura

Obra de la integración de Feve en la capital leonesa./
Obra de la integración de Feve en la capital leonesa.

Los trabajadores objetan que «la disculpa del reglamento ferroviario en la ciudad de León» es solo una excusa para «arrimar la puesta en funcionamiento» a las Municipales de 2019

RUBÉN FARIÑASLeón

La obra de la integración de Feve en la ciudad de León está «entregada y ejecutada». Así lo aseguran los trabajadores de la compañía, que esperan su reapertura lo más pronto posible.

Los temores de los operarios de la empresa pública se centran ahora en «la disculpa» del reglamento ferroviario que permita la entrada del tranvía en el área metropolitana de la capital.

«Quieren arrimar la reapertura a las Elecciones Municipales de 2019», aseguran desde el sindicato UGT para el ferrocarril de la vía estrecha. Esta teoría se apoya en que la línea entre Alicante y Denia «funciona igual y aquí eso es solo una excusa».

En este momento, la integración de Feve se encuentra en labores de limpieza, remate de semáforos, pintado de señales y la colocación de papeleras. «Ahora nos van a urbanizar el entorno de la estación, abriendo un paso entre Ramón y Cajal y Padre Isla y el ajardinamiento de la zona norte», explican los trabajadores.

El retraso en la reapertura de la línea hasta la capital no se entiende para el sindicato. «Los trenes están en Valencia, podrían ir preparando a los maquinistas para adelantar plazos».

Feve perderá siete maquinistas en dos años

La plantilla actual con la que la empresa cuenta en la provincia de León alcanza los 15 maquinistas y los 7 interventores.

Para UGT, el número de maquinistas es «aceptable», aunque apuntan a que en los próximos dos años «se irán siete de ellos; tres lo harán este año y otros cuatro están en ‘cartera’».

Peor situación se vive con los interventores donde hay «carencias» que están provocando un descenso del número de usuarios. «Mucha gente viaja gratis porque no hay quien les revise los billetes, cada día lo hace más gente y eso hace que bajen los usuarios».

Por todo ello y «si la intención es reabrir» creen que deberían reforzar el personal de cara a la nueva integración del tren de vía estrecha en la capital.

Esto se convertirá en una realidad en los próximos meses, cuando los viajeros no tengan que descender en el apeadero de la universidad y puedan volver a acceder hasta la Estación de Matallana.

Contenido Patrocinado

Fotos