El nuevo curso arrancará en León con 60.835 alumnos, tres centros menos y dos módulos de FP más

Guillermo García (derecha), durante la presentación. / Noelia Brandón

El delegado territorial de la Junta en León, Guillermo García, pone de largo la nueva etapa escolar agradeciendo a los profesores «su esfuerzo por formarse y estar al día»

N. BARRIOLeón

El olor a libros nuevos está a punto de inundar las aulas. El curso 2017/2018 va a comenzar y de su puesta de largo se ha encargado el delegado territorial de la Junta en León, Guillermo García, que ha presentado los datos para este etapa escolar.

Un total de 60.835 alumnos afrontarán su vuelta a las aulas en la provincia, frente a los que habrá 4.572 docentes dispuestos a que los niños y jóvenes salgan de clase con mayor formación a todos los niveles. De hecho y en pro de ofrecer una mayor calidad educativa, el delegado territorial quiso agradecer a los profesores su «esfuerzo continuo por renovarse y estar al día en la formación».

Como novedades para este curso, el IES Obispo Argüelles de Villablino incorporará un nuevo ciclo de fp básica en informática de oficina y el CEIP Tecnologico Industrial de León capital el grado superior en Centrales eléctricas. Por contra, tres centros de la provincia (los de Lillo del Bierzo, Susañe del Sil y Santa María de la Isla) echan el cierre, al tiempo que se abren dos unidades educativas en Los Adiles y Villacedré).

El delegado territorial manifestó la intención de la delegación territorial en cuanto a la educación. Vamos a mantener la calidad educativa, haciendo especial hincapié en los más desfavorecidos». Sobre este punto volvió en varias ocasiones Guillermo García, que remarcó que «entre los objetivos está el de la equidad, de forma que cada uno pueda exprimir sus posibilidades en función de sus capacidades, con la atención que necesite».

Contenido Patrocinado

Fotos